El presidente de China, Xi Jinping, arribó a Rusia en visita de Estado de tres días.

El avión del mandatario chino aterrizó en la tarde de este lunes en el aeropuerto internacional Vnúkovo-2, reservado para las delegaciones oficiales, comunicó un reportero de Sputnik.

Según los datos de Flightradar, más de cien mil personas han estado siguiendo el itinerario del avión de Xi. 

Para Xi es el primer viaje al extranjero después de su reelección como jefe de Estado para un tercer mandato.

La visita se prolongará del 20 al 22 de marzo y, según la Cancillería china, impulsará el desarrollo de las relaciones entre Moscú y Pekín y contribuirá a reforzar la confianza recíproca.

Las conversaciones de Xi con Putin, según las previsiones, se centrarán en los temas de cooperación bilaterales y derivarán en la firma de acuerdos importantes.

Otro asunto que tratarán ambos líderes es la iniciativa de paz china que busca poner fin al conflicto en Ucrania.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que "sin duda, Ucrania va a figurar en la agenda" del encuentro entre Putin y Xi y supuso que los puntos del plan chino "serán tratados de alguna manera" durante ese intercambio de opiniones.

"El presidente Putin ofrecerá explicaciones exhaustivas para que el presidente Xi pueda conocer de primera mano la visión rusa del momento actual", añadió.

El pasado 24 de febrero, China formuló 12 planteamientos clave para la solución política de la crisis de Ucrania, a saber: respetar la soberanía de todos los países; abandonar la mentalidad de la Guerra Fría; cesar las hostilidades; reanudar las conversaciones por la paz; resolver la crisis humanitaria; proteger a los civiles y prisioneros de guerra; mantener la seguridad de las centrales nucleares; reducir los riesgos estratégicos; facilitar las exportaciones de cereales; poner fin a las sanciones unilaterales; mantener estables las cadenas industriales y de suministro; y promover la reconstrucción posconflicto.