Nicaragua pese a perder 6 carreras por 1 contra República Dominicana, plagado por estrellas de Grandes Ligas, demostró con algunas actuaciones individuales que el futuro es prometedor.

Las actuaciones del abridor nicaragüense Juan Carlos Ramírez, que lanzó 2.2 innings de 2 hits, una carrera limpia y dos bases por bolas, es digna de destacar si tomamos en cuenta que supo sortear a bateadores como Manny Machado, Juan Soto, entre otros súper estrellas que solamente pudieron hacerle una carrera.

Otro pitcher con notas sobresalientes fue Duque Hebbert que en una entrada ponchó de manera espectacular a tres grandes ligas con contratos millonarios. Hebbert retiró por la vía del ponche a Juan Soto con tres lanzamientos, a Julio Rodríguez y Rafael Devers.

En este partido, hubo otras actuaciones individuales destacadas como las espectaculares atrapadas de Norlando Valle, una en el jardín izquierdo y otra no menos espectacular en el jardín derecho, dos jugadas de verdaderos grandes ligas, también se hizo notar a la defensiva el bigotudo Juan Diego Montes, con buenas atrapadas en el jardín central o la del campocorto Brando Leyton con una batazo complicado entre el jardín izquierdo y central.

Nicaragua pudo conectar 5 imparables, dos de Benjamín Alegría, anotó una carrera empujada por el emergente Elián Miranda, el mismo que conectó jonrón ante Puerto Rico.

Por la azul y blanco lanzaron Ramírez, Dilmer Mejía, Fidencio Flores, Junior Téllez, Joaquín Acuña y Duque Hebbert.

Por los dominicanos destacaron Juan Soto y Manny Machado con sendos cuadrangulares.

Nicaragua ha perdido con Puerto Rico, Israel y República Dominicana, equipos plagados de estrellas consagradas de Grandes Ligas. Mañana juega su último juego contra Venezuela que entre sus máximos peloteros tiene a Salvador Pérez y Miguel Cabrera, dos superdotados del béisbol.