El parlamento de Nicaragua, continuó con el proceso de aprobación de la Ley de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, lo que permitirá mejorar la calidad de vida de los pacientes que lo requieran, patentizó el compañero Gustavo Porras, Presidente de la Comisión de Salud y seguridad Social.

Porras manifestó que la aprobación concluirá este miércoles con los últimos artículos y posteriormente se dará a conocer su reglamento, a fin que entre en vigencia lo antes posible.

Hizo un llamado a la población a autorizar legalmente la donación de sus órganos después que haya fallecido, esto para dar esperanza de vida a aquellas personas que están en lista de espera y que requieren de un trasplante de riñones, cornea o de otro órgano.

“Le pedimos a lo que estén dispuesto a que dejen sus papeles legales para que deje autorizados sus órganos”, exclamó Porras a los periodistas parlamentarios.

La norma legislativa, acepta el donante vivo relacionado, es decir que tenga relación legal o genética y se acepta lo que es el donante cadavérico relacionado o no, que es aquella persona que desde que está en vida autoriza mediante un documento jurídico el uso de sus órganos con fines humanistas. La ley prohíbe la donación de órganos con fines comerciales.

“La ley regula lo que es entre personas diferentes, en principio el elemento central de esta ley, es que en Nicaragua como en la mayoría de países, se prohíbe lo que es el trasplante de donantes vivos no relacionados”, refirió el legislador.

El proyecto fue aprobado en lo general el pasado 26 de septiembre con el respaldo de los 90 diputados. Una vez que entre en vigencia esta ley se ordenaría legalmente este procedimiento. Además sería el marco regulatorio de los trasplantes de órganos, procedimiento que permitiría mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Durante la sesión de este martes se aprobó que para el ingreso de órganos del extranjero, primero debe venir en carácter de donación y en segundo lugar debe ser registrado en la dirección de Regulación del Ministerio de Salud y en la Organización Nicaragüense de Transplante (ONITRA).

La ley establece la creación del Comité Nacional de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos, la que estará formada por médicos en materia de trasplantes, los que deben representar a un hospital privado, públicos o de asociaciones médicas.

El diputado Alberto Lacayo aseguró que aprobar esta ley es muy importante para Nicaragua, ya que le permite sumarse a la lista de naciones que promueven la donación en carácter netamente humanista.

Indicó que el principal reto es capacitar al recurso humano, a fin que muy pronto se puedan realizar mayores cirugías de trasplante, a fin de salvar más vida entre los pacientes que están a la espera de un órgano por parte de un familiar.

“Hay que ir mejorando poco a poco, creo que en el camino se puede ir dando esos para tener los médicos calificados y los centros hospitalarios donde se puedan hacer más avances en beneficio de la gente más necesitada. El espíritu es facilitar el trasplante, mejorar la calidad de vida de los nicaragüenses que tenga problemas de insuficiencia renal crónica, mejorar la calidad de vida de los nicaragüenses que tenga problemas de cornea e ir mejorando la calidad de vida de aquellos que surjan con problemas y que requieran de otros trasplante que hoy por hoy no estamos capacitados”, mencionó Lacayo.

En Nicaragua se han realizado entre el periodo del 2000 al 2013 unos 90 trasplante de riñón y corneas. Al ser aprobada esta ley, mucha gente que sufre de insuficiencia renal tienen nuevas esperanzas de mejorar su nivel de vida con la donación que le pueda hacer un familiar.El parlamento de Nicaragua, continuó con el proceso de aprobación de la Ley de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, lo que permitirá mejorar la calidad de vida de los pacientes que lo requieran, patentizó el compañero Gustavo Porras, Presidente de la Comisión de Salud y seguridad Social.

Porras manifestó que la aprobación concluirá este miércoles con los últimos artículos y posteriormente se dará a conocer su reglamento, a fin que entre en vigencia lo antes posible.

Hizo un llamado a la población a autorizar legalmente la donación de sus órganos después que haya fallecido, esto para dar esperanza de vida a aquellas personas que están en lista de espera y que requieren de un trasplante de riñones, cornea o de otro órgano.

“Le pedimos a lo que estén dispuesto a que dejen sus papeles legales para que deje autorizados sus órganos”, exclamó Porras a los periodistas parlamentarios.

La norma legislativa, acepta el donante vivo relacionado, es decir que tenga relación legal o genética y se acepta lo que es el donante cadavérico relacionado o no, que es aquella persona que desde que está en vida autoriza mediante un documento jurídico el uso de sus órganos con fines humanistas. La ley prohíbe la donación de órganos con fines comerciales.

“La ley regula lo que es entre personas diferentes, en principio el elemento central de esta ley, es que en Nicaragua como en la mayoría de países, se prohíbe lo que es el trasplante de donantes vivos no relacionados”, refirió el legislador.

El proyecto fue aprobado en lo general el pasado 26 de septiembre con el respaldo de los 90 diputados. Una vez que entre en vigencia esta ley se ordenaría legalmente este procedimiento. Además sería el marco regulatorio de los trasplantes de órganos, procedimiento que permitiría mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Durante la sesión de este martes se aprobó que para el ingreso de órganos del extranjero, primero debe venir en carácter de donación y en segundo lugar debe ser registrado en la dirección de Regulación del Ministerio de Salud y en la Organización Nicaragüense de Transplante (ONITRA).

La ley establece la creación del Comité Nacional de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos, la que estará formada por médicos en materia de trasplantes, los que deben representar a un hospital privado, públicos o de asociaciones médicas.

El diputado Alberto Lacayo aseguró que aprobar esta ley es muy importante para Nicaragua, ya que le permite sumarse a la lista de naciones que promueven la donación en carácter netamente humanista.

Indicó que el principal reto es capacitar al recurso humano, a fin que muy pronto se puedan realizar mayores cirugías de trasplante, a fin de salvar más vida entre los pacientes que están a la espera de un órgano por parte de un familiar.

“Hay que ir mejorando poco a poco, creo que en el camino se puede ir dando esos para tener los médicos calificados y los centros hospitalarios donde se puedan hacer más avances en beneficio de la gente más necesitada. El espíritu es facilitar el trasplante, mejorar la calidad de vida de los nicaragüenses que tenga problemas de insuficiencia renal crónica, mejorar la calidad de vida de los nicaragüenses que tenga problemas de cornea e ir mejorando la calidad de vida de aquellos que surjan con problemas y que requieran de otros trasplante que hoy por hoy no estamos capacitados”, mencionó Lacayo.

En Nicaragua se han realizado entre el periodo del 2000 al 2013 unos 90 trasplante de riñón y corneas. Al ser aprobada esta ley, mucha gente que sufre de insuficiencia renal tienen nuevas esperanzas de mejorar su nivel de vida con la donación que le pueda hacer un familiar.