El doctor Gustavo Porras, presidente de la Asamblea Nacional, durante una entrevista en la Revista En Vivo, aseguró que la aprobación en primera legislatura de la reforma al artículo 21 de la Constitución de la República que establece que todo traidor a la Patria pierde la condición de nacional fue una decisión con el objetivo central de buscar la paz de Nicaragua.

"Sentimos que en este país, hoy amanecimos con un ambiente mucho más tranquilo, mucho menos pesado... La vocación de paz, del pueblo nicaragüense, la vocación de paz del Comandante Daniel, de la Compañera Rosario, es sorprendente y es lo que hace tomar estas decisiones, decisiones del pueblo nicaragüense, decisiones del Gobierno nicaragüense. Con magnanimidad, una actitud y una decisión absolutamente correcta, estamos claros que todos estos son terroristas, son gente que destruyó o pretendió destruir nuestro país, asesinó nicaragüenses, no tienen perdón de Dios, porque Dios va a juzgar al final todas estas acciones, sin embargo nosotros tenemos que dar muestra y así Dios nos ha indicado en este camino, debemos de dar muestra de ser personas como lo ha enseñado el Comandante Daniel, personas con tranquilidad, con visión, con criterios, con capacidad de perdón y buscar la paz, el objetivo central es buscar la paz, para sacar adelante la economía de nuestro país, para sacar adelante el bienestar de todos los nicaragüenses", mencionó.

El doctor Porras explicó que "una vez que toman la decisión se hacen unas acciones y un proceso absolutamente sorprendente, realmente hay que reconocer cómo nuestros compañeros de las diferentes instituciones actuaron, con una sincronización, como debe ser, como es nuestro modelo, bajo un solo mando, bajo una sola orden, en una forma muy sincronizada de tal forma que no se filtró nada, porque son momentos que tienen que ser así, porque al fin y al cabo, lo que todos queríamos y lo que el Comandante estaba buscando es que saliera esa decisión en forma exitosa para la paz de los nicaragüenses, para la tranquilidad, no queremos zozobra y eso fue lo que realizamos".

"En ese proceso se fueron haciendo trabajos simultáneos, es decir, a quien le correspondía ver los aspectos logísticos del traslado, a dónde iban, a dónde estaban, porque el Comandante lo explicó ayer, es decir, estos delincuentes estaban detenidos, en diferentes partes del país, dijo el Comandante habían unos hasta el Río San Juan, eso significa traer a esos, irlos juntando y todo eso, cada quien hizo lo que nos correspondía y en este caso también nos correspondió a la Asamblea Nacional garantizar los aspectos legales que tenían que ver con la nacionalidad nicaragüense, porque no tiene sentido, son traidores a la Patria, ellos con sus actos renunciaron, a la Patria nicaragüense, a la ciudadanía nicaragüense, ellos prefieren ir, si no quieren ser nicaragüenses que renuncien decía el Comandante Daniel, varias veces lo dijo, que se los lleven, que se vayan y eso fue lo que sucedió. Los que los financiaban los agarraron y se llevaron sus títeres, sus muñecos, y ya, pero había que garantizar que estas personas no fueran nicaragüenses, porque son traidores a la Patria", aseguró.

Indicó que en Nicaragua existe la Ley 1055, la cual defiende los derechos del pueblo a la paz, a la autodeterminación y a la soberanía, además define quiénes son considerados traidores a la Patria.

"Es que es considerado un traidor de la Patria, pierde sus derechos que están en la Constitución Política, pierde todo eso porque es un traidor a la Patria. Sin embargo, había un vacío legal, qué pasa con la nacionalidad nicaragüense, porque en el artículo 21 de Constitución dice que la adquisición, la pérdida y la restitución esos tres de la nacionalidad, está sujeto a las leyes y entonces lo único que en leyes existía era lo referido a lo nacionalizado, pero no existía leyes a los nacionalizados, pero no había leyes referido a los nacionales, que son dos conceptos diferentes entonces eso fue lo que se hizo, la ley especial para aquél que es traidor a la Patria, los traidores a la Patria pierden la calidad de nacional nicaragüense, esa el la ley que aprobamos", detalló.

"Con los tiempos correctos, aquí nadie puede alegar absolutamente nada que si se aplica retroactivo, porque acuérdense de que todo eso es un proceso jurídico que hasta que la Corte dice que dejen firmes la sentencia del traidor a la Patria ahí se cierra y ese ya es el traidor a la Patria, entonces se fue haciendo los proceso en el tiempo, de tal forma que se aprobó la ley y después de eso la Corte ya dejó en firme la sentencia de tal forma que la pérdida de la nacionalidad le cae a todos estos señores, de todos modos ellos ya habían renunciado, a esa nacionalidad con sus acciones, nuestra Patria es un Patria Sandinista y hay que recordar, el acuerdo sobre los traidores a la Patria que en 1927 nuestro General Sandino escribió, dio a conocer y estos señores habían cumplido con todo lo establecido en el acuerdo del General Sandino", dijo.

Afirmó que "nosotros no podemos estar cada momento estar viendo la Ley, iniciamos para que quede como un precepto constitucional, entonces en ese artículo 21 aprobamos en primera vuelta una reforma constitucional para que quede claro que los traidores a la Patria pierden su calidad de nacional nicaragüense, el año que viene que lo vemos en segunda vuelta ya queda como un precepto constitucional".

El doctor Gustavo Porras recalcó que la decisión soberana de expulsar a los traidores a la Patria "es un asunto de dignidad, es un asunto de soberanía y eso que quede clarísimo y la parte donde el Comandante nos toca a todos, cuando dice ni nos vendemos ni nos rendimos, entonces dice el Comandante aquí no se negocia la soberanía y Sandino dijo la soberanía de un pueblo no se discute, entonces no se negocia ese es un derecho que nosotros tenemos y llegó el momento donde no había nada y todo mundo sorprendido, porque es el momento cuando nosotros los nicaragüenses con el Comandante Daniel al frente y el Comandante Daniel dijo este es el momento y toma la decisión de sacar a estos señores".

"El Estado nicaragüense toma sus decisiones lo que corresponde a la parte ejecutiva, lo que corresponde judicial, lo que corresponde al parlamento, todo el Estado nicaragüense en función de garantizar que ese momento que identificó el Comandante que ahorita se diera la orden y resultara exitosa, pero no solo eso lo que vos decís, lo que dijo él ayer eso es importante, aquí no es una negociación de que este sí, este no, llevenselos todos, más bien fueron los gringos lo que dijeron no, ese no", aclaró.