Los Bomberos Unidos desplazaron este viernes hacia el municipio de San Lucas, del departamento de Madriz dos vehículos de emergencia para lo que será la estación bomberil número 163 que será inaugurada este 24 de enero.

El subdirector general de la institución bomberil, Comandante Lenín José Quiroz Briceño, dijo que la nueva estación de bomberos estará ubicada en el barrio Apolinar Ramírez, de la Casa Indígena 300 metros al sur y llevará el nombre de un mártir José Faustino Méndez Jiménez.

Los 11 efectivos donde hay 50 por ciento de mujeres y 50 por ciento de hombres, fueron debidamente capacitados por la Academia de Bomberos “Álvaro Diroy Méndez”. La institución tiene establecido que se inauguran 3 nuevas estaciones cada mes.

Será la segunda estación bomberil del año que instalará la institución rectora de las acciones de emergencia ante cualquier tipo de desastres que se produzcan en el país para actuar “siempre con esa responsabilidad, con ese amor que tiene nuestro Comandante Daniel y nuestra Vicepresidenta la Compañera Rosario”.

"Ambos siempre están preocupados por la seguridad y la respuesta oportuna que Bomberos Unidos siempre están brindando a las familias y personas de otras nacionalidades que siempre nos visitan", añadió el jefe bomberil.

Agregó el Comandante Quiroz Briceño que una de las unidades tiene capacidad de 500 galones de agua y una cisterna con capacidad de 2 mil galones de agua, “estamos hablando de 2 mil 500 galones de agua sobre ruedas al servicio de la población, atendiendo las diferentes emergencias que las familias nicaragüenses soliciten".

Además los efectivos bomberiles atienden desde la prevención y extinción de incendios, accidentes de tránsito, rescate vehicular, traslado de pacientes, rescate de animales domésticos, atención de respuesta ante materiales peligrosos, además de trabajar articuladamente con las demás instituciones como la Policía Nacional, Ejército de Nicaragua, Ministerio de Salud, Ministerio de Educación, las alcaldías del país y también lógicamente con lo que tiene que ver con el tendido político territorial.

También atiende los incendios forestales y los de maleza, basura y vertederos y principalmente se “nos acerca la parte de verano como es la Semana Santa pues los bomberos articulados con las demás instituciones garantizamos una respuesta oportuna a las familias nicaragüenses”, dijo.

Recordó que la población debe memorizar que el número de emergencia para llamar a los bomberos ante cualquier emergencia es el 115, que atiende las 24 horas del día y los 365 días del año.