Nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través de su Representación Diplomática ante FAO, ha participado en la ceremonia oficial realizada en ocasión del Día Mundial de la Alimentación.

“No dejar a nadie atrás” ha sido el lema del importante evento, en el cual han participado las máximas autoridades de FAO, FIDA y PMA, las tres agencias de las Naciones Unidas con sede en Roma.

Los altos directivos de estas organizaciones internacionales, hicieron un llamado a “trabajar juntos” en el actual contexto de post pandemia y ante los impactos de la guerra en Ucrania, generadora de una economía global débil con secuelas en las interrupciones en las cadenas de suministro internacionales.

“El número de personas que padecen hambre sigue aumentando y actualmente asciende a 828 millones, mientras que 3.100 millones en todo el mundo no pueden permitirse una dieta saludable, y el número de personas con inseguridad alimentaria aguda ha aumentado de 135 millones a 193 millones”, expresó el Director General de la FAO, Qu Dongyu.

Haciendo un llamado a las instituciones financieras internacionales para apoyar el acceso financiero de los países en desarrollo para que puedan seguir brindando redes sólidas de seguridad social, invertir en áreas rurales y fortalecer sus sistemas agroalimentarios.

Durante la ceremonia también se leyó un mensaje del Papa Francisco en el que aseguró que “el mundo está en guerra” y para acabar con el hambre “es necesario que veamos a los demás como nuestros hermanos y hermanas y miembros que integran nuestra misma familia humana y cuyos sufrimientos nos afectan a todos”.

Todos los 16 de Octubre desde el año 1979 se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, una celebración promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo, propósito que también busca la Agenda 2030 con su meta de hambre cero.