Del grupo de talentosos jóvenes pintores de la generación de los años ochenta se destaca Javier Orozco. Muchacho inquieto del Barrio Delicias del Volga de Managua.

Miembro fundador de la Unión Nicaragüense de Artistas Plásticos UNAP, de la Asociación Sandinista de Trabajadores de la Cultura, ASTC, egresado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas y enviado por la Revolución a realizar Estudios de Artes Gráficas a Caracas, Venezuela. Destacando siempre con sus sobrias y elegantes pinturas abstractas basadas en la impecable factura y fortaleza del famoso grupo Praxis de pintores revolucionarios.

Participó en las Brigadas Culturales en los frentes de guerra cuando la Revolución convidó a los creadores y trabajadores de la Cultura para acompañar a los combatientes en los frentes de guerra en la defensa de la Soberanía, la Patria y la Revolución.

Sus obras se exhiben en la Sala Armando Morales del Palacio de las Culturas. Nos quedará su recuerdo imborrable, sus pinturas, sus grabados, y sus dibujos como testimonio de la Juventud nicaragüense de todos los tiempos haciendo la Revolución !

Hoy emprendió su viaje a otro Plano de Vida, desde donde seguirá iluminando con fuerza nuestros trabajos artísticos con su estupenda obra plástica.