Desde el Ministerio de la Familia, las Comisarías de la Mujer y el Ministerio de Educación, se ha comenzado a presentar en toda Nicaragua la cartilla "Mujer, Derechos, Leyes y Mecanismos de Denuncias para la Prevención del Femicidio", así lo informó la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo.

"Estamos preparando una serie de viñetas, spots y programas especiales para entregar a las familias desde las entidades que han venido uniendo esfuerzos para realizar la capacitación nacional en esta cartilla, entregarlas a ellos para continuar fortaleciendo nuestro dominio de las técnicas que nos sirven para ser cada vez fuertes y valientes en algo que es difícil", enfatizó.

"La denuncia es difícil reconocemos que no siempre se logra porque hay un arraigo cultural y un temor, pero bueno cuando se logra es de verdad, no solo conmovedor sino que está viendo uno la fuerza, del carácter de las y los nicaragüenses cuando logramos en temas tan sensibles, tan íntimos como estos vencer el miedo y gritar nuestras verdades y exigir castigo para los culpables, es un trabajo que requiere mucho tiempo, cariño, dedicación y sobre todo en nuestras almas desarrollar, desatar la fuerza que nos permite exigir el respeto a la dignidad de las personas de todas las edades", subrayó.

"La fuerza, la fortaleza, desde ese carácter nuestro porque somos guerreras y guerreros en este país y tenemos entonces que fortalecer ese aspecto que como digo es un aspecto íntimo, sensible, se sufre mucho es difícil, pero cuando se logra estalla y muchos, muchas al ver la fuerza que tiene la denuncia, al ver el dolor, sufrimiento, compartimos ese sentimiento y sabemos que ha sido difícil, pero que las personas que logran dar el paso y que logran incluso romper barreras culturales, porque es más doloroso todavía cuando son personas revestidas entre comillas de autoridad, autoridad que es falsa por supuesto, autoridad que se usa para manipular, agredir y violentar a las personas de todas las edades", dijo.

Añadió que "estamos luchando duro para que reconozcamos en todo momento, circunstancia, tiempo, el derecho que tenemos de exigir justicia, respeto, y vivir con tranquilidad nuestros años, ya sea adolescencia, juventud, la edad adulta pero siempre en justicia y siempre con respeto a nuestra dignidad".