En Yalagüina se encuentra Matapalo, que es una de las paradas obligatorias de toda persona que vaya hacia el norte o venga de esa zona de nuestro país.

La venta de Matapalo se ubica a 203 kilómetros de la capital, es famosa por sus sabrosas rosquillas que se ofertan desde hace 60 años. Aquí desde las 3 de la madrugada hasta las 10 de la noche puede detenerse para comprar las rosquillas, empanadas, viejitas o bien desayunar, almorzar o cenar.

Doña María Lourdes Cruz es la propietaria de Rosquillería Matapalos, el negocio lo heredó de su madre que a su vez lo aprendió de su abuela. Cuando uno llega a Matapalos lo primero que observa son los canastos de rosquillas y sus distintas variedades que se ofertan entre los 10 o 20 córdobas.

matapalo

Según cuenta su propietaria el negocio inició con la venta de las rosquillas, pero en la medida que más personas se detenían solicitaban tomar café y después iniciaron vendiendo desayunos de frijoles recién cocidos, gallo pinto, cuajada, queso. Ahora vende almuerzos y cenas.

“Este negocio es de herencia, mi mamá tiene 83 años, pero antes era mi abuelita. Yo lo administro desde el paso del huracán Mitch”, dice doña María. En esa época el negocio sufrió serios daños de infraestructura a consecuencia de las lluvias y vientos que arrasaron el techo, los hornos.

El tiempo ha pasado, la familia pudo reconstruir el local que ahora cuenta con 8 gigantescos hornos donde se producen las rosquillas por miles, producción que es consumida nacionalmente y es empacada en bolsas de plásticos transparentes.

matapalo

Un negocio tradicional del norte

“Yo no vendó al mercado extranjero, solo a los turistas nacionales o extranjeros que pasan comprando por el negocio, mi mercado es en bolsita, mi mercado es local, mi rosquilla es Matapalo es muy reconocida y se lo debo a mi clientela que siempre pasa comprando”, cuenta doña María Lourdes.

Rosquillería Matapalo es un lugar que sirve de fuente de trabajo de 50 personas, la mayoría trabaja dedicada al proceso de elaboración de las rosquillas, otros laboran para el comedor donde se desayuna, almuerzo o cenan.

“Gracias a Dios en el proceso de elaboración de rosquillas tengo 32 trabajadores, la mayoría son mujeres madres solteras, algunas se han jubilado trabajando aquí”, dice.

matapalo

Gracias a ese trabajo de muchos años y por ser un negocio tradicional del norte del país, Rosquillería Matapalo se le entregará un reconocimiento por su ardua labor y vigencia por mucho tiempo.

“Me siento orgullosa por el trabajo que hago, soy de Yalagüina, a pesar de la pandemia provocada por el coronavirus no me detuve, seguí trabajando, estoy orgullosa de servir a mi pueblo, orgullosa de que mi rosquillas sean reconocidas”, dice.

Matapalo está ubicada en el municipio Yalagüina, sobre la carretera Panamericana en el kilómetro 203, un lugar donde transportistas y pasajeros se detienen para disfrutar suculentos alimentos recién elaborados con un toque especial de la comida nicaragüense.

En el lugar ofrecen comidas corrientes, frijoles frescos, tortillas, derivados de lácteos, refrescos naturales y café, todo recién salido de las hornillas de los fogones ecológicos.

matapalo

matapalo

matapalo

matapalo

matapalo

matapalo

matapalo