El arduo trabajo del personal médico del Ministerio de Salud avanza en cada zona de Nicaragua, gracias a las estrategias casa a casa que se desarrollan por parte del Buen Gobierno, de la mano de las familias de las localidades.

La vacunación voluntaria esta vez se extendió este martes al barrio Blanca Segovia del Distrito V de Managua.

Se trata del avance de esta jornada que cubre con rapidez a gran parte de la población, con el objetivo de evitar la forma grave de la Covid-19.

La doctora María Alejandra Ochoa precisó que se vacunaron a niños desde los dos años, hasta a los adultos de mayor edad, en un rango de aproximadamente 500 viviendas y con los biológicos de AstraZeneca, Sputnik Light, Soberana y Abdalá, además de Pfizer para embarazadas y lactantes.

“Les instamos a la población de que nos permitan la visita, que tengan a mano su tarjeta de vacuna. Recuerden que algunas de estas vacunas tienen sus refuerzos, entonces la población a veces piensa que está completo su esquema, hay que revisarlo para que todos estemos inmunizados”, afirmó la doctora.

Al mismo tiempo instó a la población a mantener las medidas como distanciamiento social, lavado de manos, uso de mascarilla y lavado de manos frecuentes.

La doctora mencionó que en este distrito V se ha tenido bastante aceptación “llevamos más del 85% de cobertura en nuestro nuestros barrios, tenemos 44 barrios que se han visitado continuamente porque siempre tenemos que estar visitando a nuestros pacientes y gracias a Dios los casos han disminuido gracias a estas medidas de prevención que hemos hecho con este Buen Gobierno”, apuntó.

Para la población esta se trata de una jornada que les permite estar más seguros respecto a la enfermedad, sin embargo están conscientes de que no deben bajar la guardia.

“Yo le digo a varias personas que se la pongan, porque así uno evita problemas como estar en un hospital. Yo les agradezco mucho, le doy gracias a mi Dios y a ustedes (personal médico) de que ya tengo mi tercer vacuna”, aseguró doña Ángela Escorcia.