Acto de la XXIV Graduación
de Damas y Caballeros Cadetes
de la Policía Nacional
16 de Diciembre del 2021

Palabras de Agradecimiento por la
Inspector Néstor Antony Arancibia
Primer Expediente de la XXIV Promoción
de Damas y Caballeros Cadetes

¡Buenas noches!
Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República de Nicaragua y Jefe Supremo de la Policía Nacional; Compañera Rosario Murillo Zambrana, Vicepresidenta de la República; Primer Comisionado Francisco Javier Díaz Madriz, Director General de la Policía Nacional; General de Ejército Julio César Avilés Castillo; Vice Ministro de Gobernación, Compañero Luis Roberto Cañas Novoa; Comisionados Generales Ramón Avellán y Adolfo Marenco, Subdirectores Generales de la Policía Nacional; Comisionado General Cairo Guevara, Director de la Academia de Policía “Walter Mendoza Martínez”; Miembros del Consejo de la Policía Nacional; Invitados, Padres, Madres, Familiares, Amigos, y Medios de Comunicación que nos acompañan en esta Vigésimacuarta Graduación de Cadetes. Licenciados en Ciencias Policiales.

Es un honor estar ante ustedes expresando nuestro sentimiento de felicidad y satisfacción de [email protected] [email protected] [email protected] de la Vigésimacuarta Promoción de Cadetes con Licenciatura en Ciencias Policiales.

Nuestro primer agradecimiento a Dios, que nos ha dado fuerza e inteligencia para alcanzar un sueño más en nuestras vidas.

Agradecemos a nuestro comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República y Jefe Supremo de la Policía Nacional y a nuestra Vice Presidenta de la República, compañera Rosario Murillo Zambrana, por su respaldo para mejorar cada día la profesionalización de las fuerzas policiales, dotando de una mejor educación, demostrado en el apoyo brindado a lo largo de estos cuatro años, realizando mejoras en la calidad educativa y en los ambientes e infraestructura de nuestra casa de estudios, que nos ha permitido egresar con las competencias necesarias y dispuestos a servir a nuestra comunidad.

Reconocemos el apoyo de nuestras Familias que han caminado estos cuatro años con nosotros, han sido un pilar fundamental para alcanzar esta meta.

Esta Vigésima Cuarta Graduación de Cadetes de Licenciatura en Ciencias Policiales la dedicamos al Legado del Héroe Nacional, Apóstol de la Libertad, General Benjamín Zeledón por su lucha antiimperialista, dándonos ejemplo de patriotismo, defendiendo nuestra Soberanía y rescatando nuestra Dignidad Nacional.

Durante estos cuatro años vivimos diversas situaciones, como el intento fallido Golpe

de Estado en el año 2018, por malos hijos de nuestra Patria, peleles del imperialismo norteamericano, que atentaron contra la Paz, la Estabilidad de nuestro País, torturaron y asesinaron [email protected] nicaragüenses, destruyeron bienes del Estado; Centros de Salud, Parques, Escuelas, quemaron Edificios Públicos, unidades de transporte colectivo y vehículos particulares.

Estos abominables actos de terrorismo y vandalismo, nos enseñaron que debemos estar alertas para defender a las Familias nicaragüenses y recordar en todo momento que CON LA PAZ NO SE JUEGA.

Aquí estamos estos nuevos Oficiales de Policía, Mujeres y Hombres que serviremos con Responsabilidad, Lealtad, Respeto y Honor.

Nuestra gratitud a la Dirección de la Academia de Policía, a los Jefes, Docentes e Instructores, quienes han entregado sus mejores aportes en nuestra formación técnica y humanista que nos identifica y nos motiva a dar respuestas a las demandas de seguridad de nuestro Pueblo, fortaleciendo los Principios y Valores de Disciplina, Responsabilidad, Compañerismo, Solidaridad, Vocación de Servicio, y Amor a nuestra Patria e Institución Policial, muchas gracias a estos Hombres y Mujeres que nos han formado y que dejaron una huella en nuestras Vidas, siempre les llevaremos en nuestros Corazones y sus enseñanzas en nuestra mente.

Estimados Compañ[email protected] [email protected], [email protected], hemos hecho realidad nuestro mayor anhelo, ser Oficiales de Policía. Nuestro compromiso hoy es seguir consolidando la Paz y la Tranquilidad del Pueblo nicaragüense, honrando el Legado de nuestros Héroes y Mártires que ofrendaron su Vida por una Nicaragua mejor.

Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República y Jefe Supremo de la Policía Nacional; Compañera Rosario Murillo Zambrana, Vicepresidenta de la República, la Vigésimacuarta Graduación de Cadetes Año 2021 nos comprometemos a seguir fortaleciendo una Patria digna para todos y todas, demostrando nuestro Amor a Nicaragua, juramos, a nuestra Revolución y a nuestra Jefatura Suprema, LEALTAD Y OBEDIENCIA.

¡Muchas gracias!


Palabras del Primer Comisionado General
Francisco Javier Díaz Madriz
Director General de la Policía Nacional

Buenas noches a [email protected]; Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República y Jefe Supremo de la Policía Nacional; Compañera Rosario Murillo Zambrana, Vicepresidenta de la República; Comandante en Jefe de nuestro Ejército de Nicaragua, General de Ejército Julio César Avilés Castillo; Compañero Luis Cañas Novoa, Vice Ministro de Gobernación; Hermanos de la Jefatura Nacional, Subdirectores Generales, Comisionado General Ramón Avellán Medal, Comisionado General Adolfo Marenco Corea, Comisionado General Jorge Cairo Guevara Cajina, Director de la Academia de Policía “Walter Mendoza Martínez”; Hermanos de la Comandancia General y del Consejo Militar del Ejército de Nicaragua; [email protected] Oficiales Generales y Superiores de la Policía Nacional; Agregados Militares de Seguridad y Policiales acreditados en nuestro País; Oficiales egresados de esta Promoción y sus estimados familiares; [email protected] y [email protected] de los Medios de Comunicación.

En nombre de [email protected] [email protected] Policías agradezco a ustedes su presencia en este Acto de la Vigesimocuarta Graduación de Cadetes, Licenciatura en Ciencias Policiales, Año Lectivo 2021, de la Academia de Policía “Walter Mendoza Martínez”.
Esta Vigesimocuarta Promoción está dedicada al Legado del Héroe Nacional, Apóstol de la Libertad, General Benjamín Zeledón, luchador antiimperialista que defendió la Soberanía y Dignidad del Pueblo nicaragüense y enfrentó a los marines norteamericanos, en nuestro País, entregó su Vida valientemente defendiendo la Soberanía y Dignidad de nuestra Nicaragua, nunca se rindió.

Él decía “Sin Libertad no hay vida; sin igualdad no hay luz; sin autonomía nacional impera el caos... Peleamos porque la Libertad nos dé vida, la Igualdad nos dé Luz y porque la Autonomía nacional efectiva, reconquistada, haga desaparecer el caos en que navegamos…”
El Héroe Nacional, Apóstol de la Libertad, General Benjamín Zeledón inspiró la lucha y pensamiento de nuestro General de Hombres y Mujeres Libres Augusto C. Sandino, quien continuó esta lucha contra el invasor yanqui hasta lograr su expulsión de nuestro territorio nacional, es un legado para [email protected] [email protected] nicaragüenses, que nos ilumina cada día en la lucha por la Soberanía, la Independencia y la Integridad Territorial de nuestra Patria.

Nuestro General de Hombres y Mujeres Libres Augusto C. Sandino escribió acerca de la Gesta del Héroe Nacional, General Benjamín Zeledón: “Dicha revolución dio principio en Managua, el 28 De Julio de 1912 y terminó el 4 de Octubre del mismo año con la muerte de nuestro Héroe Máximo, General Benjamín Zeledón, quien con un puñado de Patriotas lanzó al mundo, al rugir del cañón y bajo la lluvia de metrallas, su enérgica protesta por la intromisión del Gobierno yanqui en nuestros asuntos internos. BENJAMÍN ZELEDÓN, Gran Patriota, Soldado Valiente, su heroico sacrificio en aras de nuestra Soberanía Nacional no será olvidado. Su recuerdo vive en el Corazón de todo buen hijo de Nicaragua.”

Nuestro Buen Gobierno, liderado por Usted Comandante Daniel y por nuestra Compañera Rosario, como dignos herederos del legado de los Generales Benjamín Zeledón y Augusto C. Sandino, continúan la defensa de nuestra Soberanía, Independencia, Autodeterminación y Dignidad, construyendo una Nicaragua en Paz y Prosperidad.

En esta Vigesimocuarta Graduación de Cadetes pasan a formar parte de nuestro Cuerpo Policial [email protected] Compañ[email protected] [email protected], incluyendo Oficiales graduados en Academias Policiales de la Federación de Rusia, que hoy asumen el compromiso de proteger la Vida, la Integridad Física de las Personas y sus Bienes, defender la Paz, la Estabilidad y la Seguridad Ciudadana.
La formación de [email protected] [email protected], desde el año 2018 hasta el año 2021, se fundamentó en el Modelo de Enseñanza sustentado en un 80% práctico y un 20% teórico, desarrollando capacidades y dominios en tácticas y técnicas policiales, para cumplir con nuestra Misión Constitucional de prevenir, perseguir e investigar los delitos, faltas penales y accidentes de tránsito, así como la captura de los delincuentes.

Fueron [email protected] en los Principios Institucionales de Patriotismo, Solidaridad, Integridad, Vocación de Servicio y Espíritu de Cuerpo, aplicando y practicando como Ejes Transversales el respeto a los Derechos Humanos, Equidad de Género, Cultura de Paz y la protección del Medio Ambiente.

Participaron en Planes Policiales desarrollados a lo largo de estos cuatro años, sobresaliendo su acompañamiento a las Instituciones de nuestro Buen Gobierno; garantizaron Seguridad a los miles de Compañ[email protected] Brigadistas del Ministerio de Salud que se movilizan en el País en visitas casa a casa, vacunando y orientando Medidas de Seguridad y Protección a las Familias ante la Pandemia del COVID-19; asimismo, en Jornadas de Limpieza, Abatización, Fumigación y atención médica.
[email protected] [email protected] obtuvieron su Licenciatura en diferentes Especialidades Policiales, entre las que sobresalen: Inteligencia e Investigación Policial con énfasis en Delitos Informáticos; Crimen Organizado, Lavado de Dinero y Activos, Antinarcóticos, Relación Policía-Comunidad, Vigilancia y Patrullaje; Tácticas, Armas y Procedimientos de Intervención Rápida (TAPIR); Técnicas Antidisturbios; Criminalística, e Investigación de Accidentes.

Ustedes, Compañ[email protected] [email protected], asumirán con entusiasmo y compromiso la protección de las Personas, Familias y Comunidades, la Preservación y Defensa de esta Paz que hoy gozamos, contribuyendo al fortalecimiento de la Estrategia del Muro de Contención, combatiendo el Narcotráfico, Crimen Organizado y la Trata de Personas.

[email protected] [email protected], juntos, con [email protected] [email protected], Oficiales y demás Miembros de la Policía Nacional, continuaremos trabajando unidos para contribuir al Desarrollo y Prosperidad de nuestra Patria, acompañando a nuestro Pueblo durante desastres naturales y ante cualquier amenaza que atente en contra de la Seguridad de nuestras Comunidades y el Orden Legalmente Constituido. Ustedes brindaron su mejor esfuerzo durante estos años de estudios, los que concluyeron con disciplina y entusiasmo.
En esta Ceremonia hacemos un reconocimiento a [email protected] [email protected] merecedores de los Títulos y Grados que hoy ostentan; reconocemos especialmente a los que obtuvieron las mejores calificaciones:

• Inspector Néstor Antony Arancibia,
Primer Expediente
• Inspector Santos Ernesto Gómez López, Segundo Expediente
• Inspectora Sandra Dinora López Ortez, Tercer Expediente.

Felicitamos de manera especial a las Compañeras que se graduaron en esta Promoción Inspectora Sandra Dinora López Ortez e Inspectora Mirian Dayana Balmaceda Morales. Para ellas nuestro respeto y admiración. La Mujer, presente en nuestra Policía Nacional, destacándose en la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP), Investigación de Delitos y Accidentes de Tránsito, Regulación Vial, Criminalística, Comisarías de la Mujer, Inteligencia y Contrainteligencia Policial.

[email protected] [email protected], en nombre de la Jefatura de la Policía Nacional, les felicitamos por su Licenciatura en Ciencias Policiales y por su merecido Ascenso al Grado de Inspector.

Felicidades a todos y todas. Les instamos a continuar alcanzando éxitos y seguir siendo ejemplo en su Carrera Policial.

En este Acto hacemos reconocimiento al Comisionado General Cairo Guevara Cajina, Director de la Academia de Policía “Walter Mendoza Martínez”, por sus aportes a la formación de estos nuevos Oficiales; de igual manera, al Personal Docente y Administrativo, así como a [email protected] [email protected], y Oficiales de la Policía que contribuyeron a su formación durante estos cuatro años.
Comandante Daniel Ortega Saavedra, Jefe Supremo de la Policía Nacional, Compañera Rosario Murillo Zambrana, queremos expresarles nuestro agradecimiento por su Liderazgo y Conducción acertada de la Policía Nacional, además de su apoyo incondicional con recursos materiales y financieros para cumplir con nuestra Misión Constitucional de defender la Paz, la Seguridad, trabajando por el Bienestar de las Familias nicaragüenses.

Con estos nuevos Oficiales que hoy se gradúan le decimos a nuestro Pueblo, que su Policía se mantiene, firme, cohesionada, trabajando por la Paz, la Seguridad y defendiendo el Orden Constitucional.

Expresamos nuestro aprecio y felicitaciones a [email protected] familiares de los nuevos Oficiales.

En nombre de la Policía Nacional deseamos a las Familias nicaragüenses una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo.

Para finalizar, reafirmamos nuestra lealtad y obediencia a nuestra Jefatura Suprema, Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República, y Compañera Rosario Murillo

Zambrana, Vicepresidenta de la República, ratificamos nuestro compromiso con los Héroes de la Paz y la Seguridad, reiteramos nuestra disposición de continuar trabajando para fortalecer la seguridad de las personas, familias y comunidades, con nuestro Lema de Honor, Seguridad y Servicio.

¡Viva el Héroe Nacional General Benjamín Zeledón!
¡Viva la Policía Nacional!
¡Viva la Policía Voluntaria!
¡Honor y Gloria a nuestros Héroes y Mártires!

Palabras de Daniel

[email protected] nicaragüenses, Familias nicaragüenses, hoy vamos a juramentar en nombre de ustedes, Familias, [email protected], [email protected], Profesionales, Estudiantes, Médicos, Enfermeras, en nombre de todo nuestro Pueblo, en nombre de las Comunidades de Monimbó, de Sutiaba, de las Comunidades del Caribe Norte y del Caribe Sur, vamos luego a juramentarlos y haciendo Honor al General Benjamín Zeledón.

En nuestra Historia tenemos una primera etapa en donde los Generales que hicieron resistencia a la Colonización tenían el Grado, tenían el Rango, tenían la Jerarquía honrosa de Caciques. De ahí el Cacique Diriangén con otros Caciques en la Zona Central de Nicaragua, en la Zona Oriental de Nicaragua, enfrentaron, resistieron y dieron la Vida defendiendo la Tierra que le pertenecía a las Comunidades y a los Pueblos Originarios.

La segunda etapa de enfrentamiento ante los invasores fue eso que conocemos todos desde Niños en la Escuela, La Guerra Nacional, donde al final, unidos [email protected] nicaragüenses y encabezados por el General José Dolores Estrada, Héroe Nacional, enfrentaron a los invasores yanquis que encabezaba William Walker y que se había nombrado Presidente de Nicaragua. Pero los invasores fueron derrotados.

Y fue una Guerra Nacional, incluso Centroamericana, porque estaban claros los otros Países Centroamericanos que se derrotaba a los invasores aquí en Nicaragua o de lo contrario los invasores iban a ocupar todo Centroamérica. Y luego irían sobre México, porque la visión que tenía Walker era una invasión de buscar cómo avanzar incluso hacia los Estados Unidos de Norteamérica, a retomar Territorios.

Esa fue nuestra Primera Guerra Nacional, ya liberados del tutelaje del Colonialismo español, y era la Nicaragua que estaba forjando su Independencia en medio de grandes contradicciones la que fue ocupada en ese momento por los invasores. Es decir, Segunda Gran Batalla por la Dignidad Nacional, por la Soberanía de la Patria. Estamos hablando de los años 1854, 1855, 1856, fíjense.

Un Pueblo que no se acobardó frente al poderío militar o a la técnica militar muy

superior que traían, con Walker, con Byron Cole, los que llegaron a ocupar nuestro País al grado de nombrarse Presidente William Walker y ser reconocido por el Gobierno de los Estados Unidos de esa época.

Pero aquí el Pueblo, un Pueblo con una población bien pequeña entonces, se dio la Unidad, y a esta Unidad se incorporaron los Indios Flecheros de Matagalpa. Fue una Lucha Nacional, y Centroamericana, hasta que fueron derrotados los invasores yanquis.
Luego viene la Gesta Heroica de quien nos honra y hoy ustedes, Jóvenes Graduados, le dedican su Promoción: El Apóstol de la Libertad. Así lo llamó nuestro General Sandino, Apóstol de la Libertad. Y es que el Valor, la Conciencia, el Amor a la Patria, del General Benjamín Zeledón, es realmente incomparable, invaluable. Es un poder que solamente lo daba el verdadero Amor a Dios, que lleva a un Patriota a amar a la Patria y dar la Vida defendiendo la Patria.

Y al General Benjamín Zeledón y a los Patriotas que le acompañaron, a quienes combatieron en ese momento, les tocó enfrentar al Ejército de los Estados Unidos de Norteamérica... Fíjense bien. Cualquiera hubiera dicho, esa es una locura, los van a acabar, los van a exterminar. Pero el General Benjamín Zeledón puso en primer lugar su compromiso con la Soberanía de la Patria, con la Integridad de la Patria, con su propia Integridad y Dignidad, como Ciudadano nicaragüense.

Por eso cuando los Coroneles yanquis que lo cercaban allá en El Coyotepe y mandaban delegaciones a parlamentar con él y le decía que se rindiera, él les respondía que él estaba para defender su Patria y que ellos estaban mancillando nuestro Territorio, estaban invadiendo nuestro Territorio, y les decía con toda claridad que él estaba dispuesto a ofrendar su Vida antes que rendirse.

Se los decía y lo escribió en la Carta que le envió a su esposa, ya en esas condiciones de combate, cercado. Y le escribió despidiéndose de su esposa, despidiéndose de sus hijos, y explicándoles el por qué tenía que defender la Tierra en que él había nacido, la Tierra en que sus hijos, su Familia habían nacido y había crecido. Su Patria Nicaragua.
Y ahí fue donde luego se produce su Tránsito hacia la Inmortalidad al entregar su Vida defendiendo la Dignidad de Nicaragua, y donde nuestro General Sandino que era un muchacho, está viendo lo que está aconteciendo, y eso fue suficiente para que él asumiera el compromiso. En ese momento, cuando ve cómo andan arrastrando a Zeledón por todos lados para que el Pueblo se atemorice, él cuando lo ve pasar, a él eso le produjo indignación y le levantó un sentimiento en contra de los invasores.

Eso explica por qué cuando él escribe de Zeledón, lo define a Zeledón como el Apóstol de la Libertad, porque es el Primer General, el Primer Jefe en una Batalla contra las tropas del Ejército norteamericano y al cual intentan que se rindieran, los Jefes de las tropas norteamericanas.

Por eso es que Sandino después, cuando empieza la batalla y es la otra etapa de enfrentamiento contra las tropas norteamericanas, Sandino cada vez que le mandaban Notas diciéndole que se rindiera, decía: “Yo no me vendo ni rindo, jamás, porque yo quiero Patria Libre o Morir”. Así lo decía Sandino con toda claridad.
Fíjense cuánto Heroísmo, cuánto Valor, cuánta Dignidad, simplemente porque se trataba de defender la Casa de [email protected] nicaragüenses, que es Nicaragua. Se trataba de defender el Hogar de [email protected] nicaragüenses, que es Nicaragua. Se trataba de defender a las Familias nicaragüenses, defenderlas de quienes venían a querer convertirnos en esclavos.

Es una muestra de Dignidad, de Patriotismo, que explica por qué luego con el paso del tiempo se logra, finalmente, alcanzar una Gran Victoria Revolucionaria en nuestro País, en el año 1979. Y de ahí en ese momento surgió la Policía Nacional, ahí se organizó la Policía Nacional, se organizó el Ejército, se organizaron las Instituciones formadas por Jóvenes, por Muchachos, que venían batallando contra las tropas que los yanquis tenían aquí en Nicaragua, a través de la Guardia Nacional encabezada por Somoza. De ahí nacieron ustedes, ahí nació la Policía.

Cuando a mí me han preguntado, porque me han preguntado, Dirigentes, Presidentes, Ministros, de otros Países, que por qué razón en Nicaragua los Índices de Criminalidad, el Narcotráfico, el Crimen Organizado, que por qué razón, cómo podía explicarles, me decían, teniendo un Presupuesto muy pequeño, el Presupuesto más pequeño de todo Centroamérica, Nicaragua tiene el Presupuesto más pequeño de todo Centroamérica, que cómo hacíamos.

Porque el que entra a la Policía sabe que no entra para enriquecerse, igual el Compañero que entra al Ejército, sabe que no entra para enriquecerse. Vienen con una Misión, que es el Mandato de Cristo: “Ama al Prójimo como a ti mismo”, dispuestos a dar la Vida para defender la Paz, la Seguridad del Prójimo, que son las Familias nicaragüenses.
Es decir, Instituciones, Ejército y Policía, Policía y Ejército, que nacieron con la Revolución, que nacieron con una Mística, con la Mística que nos heredaron, desde el Cacique Diriangén, hasta el General José Dolores Estrada y Andrés Castro lanzando la pedrada contra el yanqui invasor; que nos heredara el General Benjamín Zeledón, Apóstol de la Libertad, como lo llamó nuestro General Sandino; que nos heredara nuestro General Sandino, que logró expulsar a las tropas yanquis.

Como luego lo demostrara el Pueblo nicaragüense dando la batalla con la Bandera Rojinegra de Sandino, para rescatar la Bandera Azuliblanco de la Patria. Y la Bandera Azuliblanco de la Patria, en esta Plaza, en este sitio, en este lugar, con todo Orgullo se levantó desde el 19 de Julio del año 1979, y aquí nos reunimos el día 20 para conmemorar esa Fecha Histórica del 19 de Julio.

Y era la Bandera Rojinegra levantando la Bandera Azuliblanco de la Patria, rescatando la Bandera Azuliblanco de la Patria, que estaba arrastrada, enlodada, vendida por los Oligarcas, por los Vendepatrias, que ahí andan deambulando siempre de un lado para otro en el Mundo. Los Judas, son los Judas y los Caínes que no tienen ningún Amor a la Patria, que no tienen ningún Amor a sus Raíces, a su Pueblo, y que andan siempre buscando que los invasores retornen a Nicaragua.

Y como bien lo recordaba el Compañero que nos presentó el Saludo, el Oficial, el Primer Expediente, el Inspector Néstor Antony Arancibia, Compañero originario del Departamento de Matagalpa. Bueno, él lo decía ahí con toda claridad, el Compromiso, la Inspiración, la Vocación. Ser Soldado del Ejército de Nicaragua, ser Soldado de la Policía Nacional, es ser Apóstol, que pone en práctica el Principio de amar al Prójimo como a uno mismo, al extremo de estar dispuesto a entregar su Vida para defender a sus semejantes.

Por eso es que nosotros hemos dicho y lo mantenemos, que estamos bajo el ejemplo, bajo la inspiración del Cristianismo. Este es un Proceso Social, un Proceso que lucha por la Paz para poder lograr las mejores y más dignas condiciones de Vida para todas las Familias nicaragüenses, la mayor Seguridad y Estabilidad para las Familias nicaragüenses.

Y les decía que cuando me preguntaban a mí que por qué, cómo hacíamos, de dónde salía esa Fortaleza. Salía de las Instituciones que habían nacido con la Revolución, llenos de una gran Mística, convencidos que había que trabajar para poner en práctica el Principio Cristiano de Amar al Prójimo como a uno mismo. Es el Principio de la Solidaridad, Cristianismo, Socialismo, Solidaridad, son Principios de Esencia Cristiana.

Y como nos recordaba el Compañero que hablaba en nombre de los Graduados, el Primer Expediente, bueno, cómo veníamos defendiendo la Paz, siendo ejemplo de Nicaragua, el punto donde se estableció lo que es reconocido por todo el Mundo, reconocido como el Muro de Contención contra el Narcotráfico, el crimen organizado.
Nos preguntaban: ¿Y cómo logran hace esto? Tenemos Hombres y Mujeres, Jóvenes y Mayores, en las Instituciones Nacionales, del Ejército, de la Policía, de la Policía Voluntaria, que su razón de ser al incorporarse a estas Instituciones no es la búsqueda del Oro, sino que es la satisfacción de estarle brindando protección a las Familias nicaragüenses, en el Campo, en los Barrios, en las montañas.

Y nos recordaba Abril del 2018... ¡No se debe olvidar! No se debe olvidar que desgraciadamente siempre existen los que quieren hacerle daño al Pueblo, destruir los Programas que se van desarrollando en beneficio de los pobres. Porque la prioridad y la razón de ser de nuestro Gobierno, es servirle a la Patria, defendiendo la Soberanía del País, ¿para qué? Para garantizar la Paz y la Estabilidad. ¿Y para qué queremos Paz y Estabilidad? Para sacar de la Pobreza al Pueblo nicaragüense, sacar de la Extrema Pobreza al Pueblo nicaragüense.

Y eso lo hemos venido logrando y hemos venido avanzando, miles de nicaragüenses han salido de la Extrema Pobreza y de la Pobreza, miles de nicaragüenses tienen una Casita Digna; no es un palacio lógicamente, pero es una Casita Digna, una casita de bloque. Ya no son las casas de cartón, ya no son las casas donde están tiradas en el piso durmiendo las Familias, en medio de la Pobreza... ¡No! Son Viviendas Dignas las que se están construyendo.

Por eso las Familias agradecen y reconocen el esfuerzo que hace el Gobierno del Pueblo, porque este es un Gobierno del Pueblo, es de ustedes [email protected] nicaragüenses, de las Familias que están recibiendo estas Viviendas, de los que están en proceso de construcción sus Viviendas y que luego las recibirán; de los miles de nicaragüenses que han recibido Viviendas durante todos estos años, que han recibido Títulos de Propiedad durante todos estos años; de los Campesinos que han recibido también sus Títulos de Propiedad, ya asentados en Registros.

De las Comunidades del Caribe que han recibido sus Títulos de Propiedad, más de 35,000 kilómetros cuadrados entregados allá a las Comunidades. Digo entregados en tanto reconocerles su Derecho, simplemente estamos reconociendo un Derecho, porque ellos han sido los dueños históricos de esas tierras que les habían sido arrebatadas.
Y la Educación. Y la Merienda Escolar. Y la Salud. Cuándo y en cuántos Países, preguntaría yo... Solamente en Países Hermanos como Cuba, Venezuela, andan los Médicos con las Enfermeras visitando en los Barrios a las Familias para combatir los zancudos que traen tantas enfermedades.

Eso de rigor, año con año, vacunando a miles de nicaragüenses y a Niños frente a las enfermedades que se presentan año con año en el Mundo. Y ahora vemos ahí a los Médicos, a las Enfermeras, que muestran su Vocación, el Amor al Prójimo, visitando esas casitas humildes en los Barrios de nuestras Ciudades, en el Campo, en la montaña, e invitándolos a vacunarse frente a esta peste del virus. Y vemos ahí cómo las Familias agradecen que lleguen a vacunar, y se están vacunando los Adultos y se están vacunando los Niños.

Por eso es que es tan importante la Paz. Por eso es que tenemos que defender la Paz. Porque solo en Paz se pueden lograr esos Beneficios en favor del Pueblo, en favor de los Pobres. Incluso, solo en Paz pueden alcanzar Beneficios los que tienen más riqueza, los Empresarios, los Productores, que tienen ya más riquezas, más recursos, los que tienen grandes haciendas, que tienen mucha ganadería, que tienen cultivos de Café.

Vemos año con año ahí, cuando viene el periodo de la cosecha cómo los acompaña el Ejército y llega la Policía también, y hacen Cuerpo, ¿para qué? Para darles Seguridad a los Productores, que no sean asaltados, que no sean asesinados, que no sean víctimas de la delincuencia. Porque claro que hay delincuencia en Nicaragua como en todas partes del Mundo, pero los niveles de delincuencia en Nicaragua son realmente bajos, mínimos.
De ahí el Reconocimiento que le debe nuestro Pueblo, y yo les digo, [email protected] nicaragüenses, Familias nicaragüenses, ¿qué sería de Nicaragua sin una Policía y sin un Ejército con esta Mística, con esta Vocación de Servicio, de trabajar hombro con hombro con el Pueblo? Porque no es que el Ejército por un lado y el Pueblo por otro, y no es que la Policía por un lado y el Pueblo por otro lado... ¡No!

Es la Policía coordinando trabajo, coordinando tareas, igual el Ejército, con las Familias, con los Productores, con el Pueblo. Y lógicamente defendiendo también la Soberanía del País que es fundamental, garantizar la Soberanía, garantizar la Seguridad, en cuanto a lo que es la lucha contra el Narcotráfico y el Crimen Organizado, porque esa es una batalla.

Fíjense, aquí me detengo un poco... Esa es una batalla crucial en todo el Mundo, y en particular en toda Nuestramérica Latinoamericana y Caribeña. ¿Por qué? Porque el Narcotráfico es tan poderoso que ha logrado incluso instalarse en algunas Naciones, con las cuales nosotros tenemos Respeto, tenemos buenas relaciones históricas, etc., pero

desgraciadamente el Narcotráfico se ha instalado ahí, y en ocasiones se dan situaciones en donde en Territorios inmensos se convierten las Provincias, las Regiones, las Gobernaturas, se convierten en Narco-Estados.

Y los índices de asesinatos, de violación a los Derechos Humanos en esos Países, ¡ni se diga! Todos los días están asesinando Ciudadanos, todos los días están asesinando Maestros, están asesinando Autoridades Locales, Autoridades Regionales, están asesinando Dirigentes Sociales, están asesinando Maestros, todos los días.
¡Es impresionante, impresionante, cómo el crimen se ha instalado en esos Países! Países como Colombia, donde tienen Gobernantes que se atreven a hablar de los Derechos Humanos, hablan de los Derechos Humanos y quieren darnos lecciones a [email protected] nicaragüenses en el tema de los Derechos Humanos. ¡Fíjense bien! Colombia, un País donde es un Narco-Estado... ¡Colombia es un Narco-Estado! ¡Sí, es un Narco-Estado!

Les voy a contar algo: El Presidente Belisario Betancourt, estoy hablando de los años 80, estábamos en el Proceso de Paz y se había formado un grupo: Colombia, Venezuela, México, Panamá, y al final se había logrado... Los yanquis no querían que nos reuniéramos, no querían que buscáramos la Paz, querían invadir todo Centroamérica, y estaba la lucha en El Salvador, en Guatemala, y aquí la guerra que nos impusieron los yanquis.

Bueno, empezamos al final a intercambiar, a platicar, a buscar cómo alcanzar la Paz en Centroamérica, y recuerdo una Reunión de las tantas; en esos momentos el precio del Café se había derrumbado en el Mercado Internacional, entonces había mucha preocupación aquí en Centroamérica, porque somos Países productores de Café, unos más, otros menos, pero todos tenemos una producción de Café significativa para el consumo nacional y también para la exportación.

Entonces la preocupación era con la exportación, ¿por qué? Porque se caía el precio del Café y lógicamente afectaba a los Productores de Café. Y ahí conversando entre los Centro-americanos qué podíamos hacer... ¡Muy poco! Porque para los Productores y para los grandes Capitales, incluso para los grandes Bancos, cuando tienen problemas financieros o van a quebrar, en Europa, en los Estados Unidos, ahí inmediatamente el Estado les da la plata.
Aquí no hay forma que los Estados cubran las necesidades de los Cafetaleros cuando se cae el precio del Café, porque sencillamente no somos Países que tengamos la riqueza que tienen esos Países como para salvar a los ricos. Es decir, tienen plata para salvar a los ricos, pero no tienen plata para ayudar a los pobres.

Entonces, estábamos conversando sobre el tema del Café, y bueno, nos percatamos que estamos hablando con el Presidente de Colombia que es uno de los Países cafetaleros más fuertes de toda la Región, y le preguntamos al Presidente Betancourt: Presidente, ¿y ustedes cómo hacen ahí en una crisis como esta, porque las pérdidas deben ser inmensas? ¿Cómo hacen ahí para mantener el equilibrio en el Presupuesto, el déficit, todo esto?

Ah, decía, es que en Colombia tenemos una situación que es trágica y esa situación trágica que es el Narcotráfico, que es el lavado de dinero, eso está ahí, y entonces ese dinero circula por todos lados, de tal manera que la crisis del Café no afecta, porque le está llegando, le está inyectando a la Economía mucho dinero.
El Narcotráfico le inyecta mucho dinero a la Economía en algunos Países Latinoamericanos y Caribeños... ¡Sí! Y ya no se diga en Colombia. Ese es un Narco-Estado donde los crímenes son impresionantes las listas, cómo asesinan todos los días allá en Colombia, Maestros. Hicieron la Paz con las FARC, con la Guerrilla colombiana y han asesinado ya a más de 1,000 Guerrilleros o familiares de Guerrilleros que firmaron la Paz. Es decir, ahí no hay Paz. Firmaron la Paz, y no hay Paz. ¡No hay Paz! ¡No hay Paz!

Y les voy a contar una anécdota, no me puedo olvidar de esa anécdota. Un tío, Alfonso Ortega Urbina, hermano de padre de mi padre, es decir, Alfonso Ortega, hijo de Marco Antonio Ortega y de Mélida Urbina, él logró estudiar, hacerse Abogado, y Marco Antonio, mi abuelo, era Liberal y le consiguió trabajo en el Gobierno, y anduvo como Diplomático, de Embajador, fue Canciller también en otro momento.

Al Triunfo de la Revolución él era Embajador en Brasil, y en una ocasión lo nombraron Embajador en Colombia, y él contaba que cuando lo nombraron Embajador en Colombia, él se fue tranquilamente a un Banco a abrir una cuenta, y cuando ya estaba dando los datos y todo, le dice la persona que lo estaba atendiendo en el Banco: Vea, yo veo que usted no sabe dónde está, porque toda esta información que usted está dando aquí ahorita y de la cantidad de dinero que va a manejar en este Banco, usted saliendo y ya la conocen los delincuentes que secuestran para extorsionar y pedirle dinero.

Es decir, hay toda una Red ahí en Colombia, una Red donde saben cuánto tiene de plata uno, cuánto tiene de plata el otro en el Banco, y cuando ven que hay gente que tiene mucho dinero ya buscan cómo secuestrar para extorsionar y sacarle dinero. O sea, no hay seguridad en ese campo.

Yo lo viví en Colombia en una ocasión que estuvimos en una reunión que era para la Paz, en San Vicente del Caguán fue la Reunión, y ahí nos encontramos con el Comandante Marulanda al cual le dimos la Orden “Sandino”. Y ya después de las reuniones salimos de nuevo en avión, nos trasladamos de San Vicente del Caguán a Bogotá, al hotel; y ya en el hotel estuvimos conversando ahí con los que estaban al frente de la Comisión de Paz de Colombia y nos invitaron a comer a un restaurante, 10 de la noche hora de Colombia. Está bien le dijimos nosotros.

Entonces, mandamos a los Compañeros de Seguridad que andábamos con nosotros a hacer la coordinación con la Seguridad colombiana, que andaba protegiéndonos a nosotros y protegiendo también a los Ministros que estaban conversando con nosotros sobre el tema de la Paz. Entonces se van, y regresan los Compañeros y nos dicen: La Seguridad colombiana nos dice que no es conveniente, bajo ningún punto de vista, ir, salir a esta hora a un restaurante, íbamos a ir a un restaurante de comida colombiana, famoso. No es conveniente, porque llegando a ese restaurante inmediatamente los narcotraficantes, los delincuentes van a enterarse y cualquier cosa puede pasar, y por lo tanto, nosotros no podemos garantizar la seguridad ni la Vida de nuestros Ministros, mucho menos la de ustedes. Así que no les recomendamos que vayan allá.

¡Imagínense! ¡Imagínense! Con qué autoridad, con qué moral puede hablar Colombia de Seguridad en Nicaragua, de Derechos Humanos en Nicaragua, si ahí se violan los Derechos Humanos permanentemente.
[email protected] [email protected] nicaragüenses, Queridas Familias, miren, son anécdotas, pero son parte de una historia, son parte de una realidad que se está viviendo todavía. Nosotros quisiéramos que en Colombia hubiera Paz, claro que quisiéramos que la Paz funcionara en Colombia, pero la Paz no funciona en Colombia, ahí están asesinando en Colombia, todos los días están asesinando.

Quiero saludar a los Compañeros, Compañeras y a las Familias de los 27 Cadetes que hoy se están graduando como Licenciados en Ciencias Policiales. Y saludar también a la vez a los 185 Oficiales de Investigación Antinarcóticos que se han graduado este año. Saludarlos a ellos, a sus Familias.

Saludar también a los 350 Oficiales, Jefes de Sectores que se han capacitado, se han graduado este año. A los 93 Oficiales de Investigación Criminal que se han graduado también este año. A los 90 Oficiales de Inteligencia Policial que se han graduado este año. A los 132 Oficiales que son Guías Caninos, el papel que juegan los perros en la investigación, que también se han graduado 132 Oficiales.
A los 125 Oficiales Peritos de Criminalística. A los 200 Oficiales de Investigación de Accidentes, tan importante que es cuidar la Vida de las personas que andan transitando. Y a los 2,200 Policías de Formación Básicas que han salido también a lo largo de este año.

En total, 3,402 Hermanos de la Policía, que con su preparación, con su Capacitación, con su Especialización vienen a fortalecer la lucha por la Seguridad de las Familias nicaragüenses, y por lo tanto, la lucha por la Paz. Para que podamos continuar trabajando en Paz. Para que la Juventud pueda continuar

desarrollando Emprendimientos, que la Juventud pueda continuar en sus Estudios, con su preparación. Y que puedan seguir funcionando los Servicios Médicos y podamos seguir construyendo más Hospitales, más Caminos y más Carreteras... ¡Todo lo que están viendo todos los días!

Todo lo que se está viendo todos los días es gracias a la Paz, gracias a la Estabilidad, gracias a la Seguridad, gracias a la Soberanía, que saben defender nuestro Ejército, la Policía, acompañados del Pueblo nicaragüense.
En nombre de ustedes, [email protected] nicaragüenses que nos están acompañando desde sus Comunidades, desde sus Comarcas, porque ahora tenemos los Medios de Comunicación que llegan hasta el último rinconcito de Nicaragua, llegan hasta Cabo Gracias a Dios, a Waspam, a San Carlos, a Las Minas, vamos a tomarles la Promesa de Ley, el Juramento:

¿En nombre del Pueblo de Nicaragua, en nombre de las Familias nicaragüenses, prometen ante Dios, ante la Patria, ante el Pueblo y las Familias nicaragüenses, prometen ante nuestros Héroes y Mártires, respetar la Constitución, las Leyes, los Derechos y las Libertades del Pueblo, y cumplir fielmente las Misiones encomendadas bajo los Principios fundamentales de actuación de la Policía Nacional, para defender la Paz, la Seguridad y la Estabilidad de nuestra Nación, revestidos por el Lema de: Honor, Seguridad, Servicio? ¡Sí, prometo! Si así lo hacen, que la Patria, el Pueblo, las Familias, lo reconozcan, si no que ellos se los demanden.

¡Que Viva la Policía Nacional!

¡Que Vivan los Héroes que han dado su Vida en cumplimiento del Deber, de la Policía Nacional!
¡Que Viva el Apóstol de la Libertad, General Benjamín Zeledón!

Patria y Libertad, decía nuestro General Sandino. Patria y Libertad, lo decimos también nosotros, comprometidos a defender Patria y Libertad, que es defender Justicia y que es defender la Paz.

¡Que Viva Nicaragua, Bendita y Siempre Libre !