Los acompañantes electorales sostuvieron un encuentro con la doctora Martha Reyes, Ministra de Salud, y Salvador Vanegas, ministro asesor del Presidente para asuntos Educativos, quienes expusieron los avances que han venido teniendo en materia de Salud y Educación en Nicaragua.

La doctora Reyes recordó que en Nicaragua, para el año 1977 se contaba con 209 unidades de Salud, hasta cerrar en el 2021 con 1 mil 566 unidades de salud.

“Otro aspecto clave es lo que hemos avanzado en el desarrollo de nuestro modelo para la atención de la población; es importante evidenciar en el aspecto de la mortalidad infantil, en donde en el año 2006 nosotros contábamos con 29 personas fallecidas por aspecto de los niños relacionados con causas de la mortalidad infantil por 1 mil nacidos vivos, a un 12.8, prácticamente un 56 por ciento de disminución”, explicó.

La mortalidad neonatal que estaba de 18 por 1 mil nacidos vivos, al 2020 cierra con nueve, disminuyendo en un 50 por ciento.

La desnutrición crónica infantil en el 2006, era de 21.7 por ciento; en el 2020 se redujo a más del 50 por ciento.

Dijo que todos estos avances sólo han sido posibles a través de un modelo, donde existe la participación de una base comunitaria, y una apropiación de la salud como una responsabilidad de todos, y por eso se pueden lograr esos avances.

Destacó que también son importantes los logros en inmunización, “nosotros hemos logrado coberturas mayores del 95 por ciento para proteger contra 16 enfermedades a nivel nacional”.

Valoró que es importante el esfuerzo que el Gobierno Sandinista ha realizado desde el punto de vista de la respuesta ante la Covid-19, que establece la atención, el plan de comunicación.

“Pero también la introducción de la vacuna contra la Covid-19, que en la actualidad tenemos una cobertura al cierre de ayer (viernes 5 de noviembre) de un 51.4 por ciento de las personas de 2 a más años protegidas contra la Covid-19”, resaltó.

Manifestó que gracias a las Casas Maternas se ha reducido de manera significativa, la mortalidad materna en el país.

En el 2006 existían 50 Casas Maternas y en la actualidad hay 181.

Agregó que otra de las claves de poder tener un modelo de salud exitoso en Nicaragua, es la voluntad política del buen Gobierno, para garantizar el derecho a la salud de todas y todos los nicaragüenses.

Por su parte, Salvador Vanegas, ministro asesor del Presidente para asuntos Educativos, expresó que en 2007, cuando el pueblo nicaragüense ratificó la voluntad de que el FSLN asuma el poder ejecutivo, el primer paso tenía que ver con restituir el derecho humano a la educación.

“Y que eso no se podía hacer nada más en términos declarativos, sino en términos de transformación, que la transformación no era lineal, no era ir de un punto A, a un punto B, linealmente, sino que nosotros estábamos retados a seguir una transformación evolutiva; íbamos de un punto donde lo había dejado el neoliberalismo a punto cualitativamente, y desde el punto de vista de justicia”, expresó.

Indicó que en el 2007, iniciaron todo el proceso evolutivo de la educación.

El 11 de enero de 2007, un día después que tomó posesión el Comandante Daniel Ortega, como presidente de Nicaragua, a través de un decreto, se informa de la gratuidad en la educación.

Con el Gobierno Sandinista se está viviendo el proceso de poner en manos de la familia, el derecho humano a la educación de una manera viva, que transforma vida y que da posibilidades no solo de transformar la vida, sino el entorno de manera irreversible.