El magistrado vicepresidente del Consejo Supremo Electoral, Cairo Amador, dio a conocer algunos detalles del proceso electoral que se desarrolla en Nicaragua y que el próximo 7 de noviembre avanzará con las votaciones.

Amador recordó que las maletas electorales que contienen las boletas y los materiales que se utilizarán para la elección, están distribuidas en todo los municipios, y a partir del sábado 6 de septiembre estarán en las Juntas Receptoras de Votos (JRV).

Informó que las juntas estarán abiertas desde las 6 de la mañana para los miembros de cada JRV y a partir de las 7 de la mañana para la población habilitada para votar.

También indicó que solo en la parte de organización electoral trabajan unas 280 mil personas, más fiscales de los partidos, y unos 30 mil policías electorales, todos debidamente capacitados.

Todo este esfuerzo organizacional del CSE es la respuesta organizacional del Consejo a la confianza y voluntad de ejercer el derecho político de la ciudadanía”, afirmó.

Comentó que en los lugares donde hay muchas JRV se habilitarán kioscos para que las personas que quieran ubicar sus JRV con facilidad.

Recordó que para ejercer el derecho al sufragio se admitirá únicamente la cédula de identidad o el documento supletorio. No se podrá votar con fotocopias, ni testigos.

También recomendó a los votantes que lleguen con su mascarilla.

Explicó que se utilizará una sola boleta para las cuatro elecciones que se harán, porque de esa manera se le imprime dinamismo y agilidad al proceso.

Asimismo, aclaró que los fiscales aunque estarán presentes en las JRV no se meten en el proceso.

Ellos tendrán acceso a todo, tienen presencia en todo, tiene capacidad de poner queja o impugnar, dijo el magistrado.

Además recordó que en las JRV no se permitirá el uso de teléfonos celulares, tampoco se puede llevar propaganda política, está prohibido portar armas de fuego o cortopunzantes, está prohibido levantar los ánimos con intención de interrumpir el proceso electoral.

Para estas elecciones el padrón electoral está conformado por 4 millones 878 mil electores.

Informó que en este proceso electoral más de 214 mil ciudadanos hicieron cambios de domicilio, y la cantidad de gente que tiene cédula supera el 97%.

Sobre los acompañantes electorales, informó que están llegando al país. Hay 46 procedentes de Europa, 124 de América Caribeña, 40 especialistas en comunicación. La organización de estos está a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Estas hablando de 250 personas que son altamente calificadas en términos electorales, son gente que ha estado en Asia, en África, en otros países de América Latina, algunos con la experiencia reciente de Bolivia que acumulan esa experiencia en estos temas electorales. Tienen experiencia y aprecian mejor lo que van a ver, desde el punto de vista de su experiencia, desde el punto de vista de los parámetros de las elecciones internacionales, etc”, precisó el magistrado.

Sobre las presiones externas y la campaña de desprestigio que se está desarrollando para deslegitimar al proceso electoral nicaragüense, Amador expuso que “las sanciones que Estados Unidos ha aplicado no han dado resultado alguno, han sido altamente ineficientes y está claro que al final independientemente de la propaganda que puedan hacer los nativos etc. de que esto no es contra el pueblo, sino contra los dirigentes, etc, no es cierto, afecta a los pueblos en su diario devenir”.

Además despierta expectativas negativas, deja un vacío político. Tanto en política nacional como en política internacional los vacíos se llenan y hay muchos que los quieren llenar”, valoró.

Agregó que las sanciones son “una presión negativa que va a afectar a la población y que contrario a lo que se espera, lo que genera es un rechazo para el país que las emite”.