La tradición, la salud y el intercambio cultural, son nichos de mercado que los emprendedores nicaragüenses pueden explotar para consolidar pequeños y medianos negocios exitosos.

En Nicaragua, el auge de los pequeños emprendimientos a cargo de jóvenes, ha sido impulsado en los últimos años por la apertura de nuevos mercados, tanto nacionales como internacionales.

Otros factores que inciden en la creación de nuevas empresas son la buena conducción de la economía nacional, el aumento del poder adquisitivo de los trabajadores, la capacidad de los jóvenes para desarrollar ideas de negocios innovadoras y el decidido apoyo que el gobierno presta a sus iniciativas.

Por su parte, los emprendedores aseguran que iniciar un nuevo negocio no es tan fácil como se piensa, pero la tenacidad, la innovación y una correcta visión de lo que se quiere lograr, son elementos fundamentales para consolidar un emprendimiento.

A continuación El 19 Digital les presenta tres historias de éxito en el mundo del emprendimiento juvenil en Nicaragua.

cajetas-rocha-01

Cajetas Rocha: dulce tradición de Nandaime para el mundo

Desde 1950 la familia Rocha de Nandaime produce y vende deliciosas cajetas de leche. Tras 63 años de tradición, Norman Rivas Rocha, continúa con el legado que le heredaron su mama y su abuelita, Dilia Rocha.

Arquitecto de profesión, Norman vio en la producción artesanal de cajetas de leche, un nicho de mercado único.

Ubicada en el departamento de Granada, la ciudad de Nandaime queda sobre la carretera panamericana, un corredor internacional muy traficado por turistas nacionales y extranjeros, que buscan disfrutar de la gastronomía local, incluyendo postres y dulces tradicionales.

Aprovechando los conocimientos de la familia en la producción de cajetas, Norman decidió emprender un proyecto innovador para crear una imagen corporativa de su producto y comercializarlo más allá de Nandaime.

Luego de mucho trabajo, Cajetas Rocha se comercializa muy bien. Actualmente el producto se vende en el mercado local por medio de cadenas de supermercados, además se tiene planificado exportarlo al extranjero y para ello los primeros pasos se dan participando en prestigiosas ferias internacionales.

Tal como expresa Norman Rivas, el apoyo recibido de parte del Gobierno a través del Ministerio de Comercio, ha sido incalculable.

“Todo ese apoyo nos ha envuelto en un ecosistema de emprendimiento para salir con la empresa hacia adelante. Primero agarramos el conocimiento de nuestra abuelita y lo pasamos a industrializar. Actualmente estamos desarrollando todas las etapas”, comenta.

Según Norman, en el camino, durante el desarrollo de su idea de negocio, se ha dado cuenta que para su producto hay muchas oportunidades, mercados y varias líneas de negocios que comienzan a abrirse.

cajetas-rocha-02

“Ahora vendemos insumos para pastelería, vamos a vender el servicio de cafetería enfocado al turismo”, indica.

Norman resalta que todo emprendedor que quiere introducirse en la industria alimenticia, debe tener mucho cuidado de garantizar la higiene, la inocuidad y seguridad de los alimentos.

De esa manera, los clientes de Cajetas Rocha están seguros que consumen productos de excelente calidad, que cumplen las normas y los estándares internacionales.

Este emprendedor también confiesa que emprender en Nicaragua, o en cualquier país, es difícil. “Si no hay motivación te quedas con sólo la idea. Sin el apoyo del gobierno no hubiera sido posible llegar hasta donde llegamos”, admite.

Para Norman, la clave del éxito de un emprendimiento es estar motivados, investigar, aprender y establecer una red de contactos de apoyo.

Próximamente, Cajetas Rocha inaugurará una cafetería desde donde pretenden proyectar su marca y sus productos entre los turistas que visitan Nandaime. Además trabajan para posicionar su marca en el extranjero y para ello desarrollan su estrategia por medios electrónicos.

Entre las metas a corto y mediano plazo del negocio está continuar con el proyecto de buenas prácticas de manufactura, mejorar la tecnología para producir el dulce de leche y ampliar los planes estratégicos y las alianzas.

Como un consejo para futuros emprendedores, Norman Rivas, propietario de Cajetas Rocha asegura que “estar motivados y comprometidos con el emprendimiento ahí radica el 90% de la factibilidad de iniciar un negocio”.

frutanga01

Refrescante y Saludable: Frutanga

Más de 300 mezclas de todo tipo de frutas componen la oferta que Frutanga dispone para los clientes de sus tres establecimientos en Managua.

Propiedad de la joven abogada Carolina Ramírez, Frutanga es el sitio ideal para los amantes de las frutas, los de las dietas saludables y las personas que necesitan mejorar su nutrición.

La loca idea de Frutanga, nació a partir de la prosperidad de los gimnasios y la necesidad de las personas de consumir alimentos nutritivos para mantener una buena salud.

Considerando la gran variedad de frutas que se producen en Nicaragua y que muchas veces se desaprovechan, Ramírez decidió iniciar su pequeño negocio de venta de batidos de frutas.

Aunque son muchos los lugares donde la población puede consumir batidos de frutas, Ramírez asegura que el éxito del negocio radica en que el cliente pueda llegar a los establecimientos de Frutanga y darse gusto con las mezclas sugeridas o creando sus propias mezclas.

“Nuestro concepto es que la gente pueda llegar a nuestros establecimientos y consumir la fruta de su preferencia, ya sea por problemas de salud o temas de gusto”, comenta Ramírez.

Otra ventaja es que en Frutanga los clientes probarán frutas de verdad, sin conservantes o pulpas, de esa manera, indica su propietaria, se garantiza que se esté haciendo un aporte considerable a los cambios nutricionales en el país.

frutanga02 

Como todo negocio cuando está iniciando, Ramírez comenta que al principio tuvo problemas de financiamiento. “Uno de los mayores obstáculo es el tema de financiamiento, hay que presentar muchos documentos para poder aplicar al crédito”, expone Ramírez.

Pero su mayor reto es lograr que la gente conozca su producto, lo pruebe y que vuelva por más, razones por la cual han tenido que diversificar sus productos y abrir nuevos locales.

Además explica que la competencia de otros negocios que también ofrecen batidos de frutas, ha hecho que se innove para que el cliente regrese contento.

Carolina Ramírez indica que la clave para alcanzar el éxito en cualquier tipo de negocio es tener pasión y energía. “A nosotros nos gusta lo que hacemos”, afirma.

“Esta fue una idea loca, vimos que fue un éxito. El cliente se contagia de tu entusiasmo. La exigencia de la gente te hace que seas cada día mejor”, resalta Carolina.

En Frutanga, además de consumir un delicioso y refrescante batido, el cliente puede aprender tips sobre salud y nutrición.

“Nuestra responsabilidad aparte de vender es asesorar. Los clientes nos preguntan sus dudas sobre las propiedades de las frutas, recomendaciones para su salud y eso nos obliga a investigar y actualizados en temas de salud y nutrición”, explica Ramírez.

arepas01

Arepas Venezolanas Maracay: promoviendo intercambio cultural entre Nicaragua y Venezuela

Las arepas son un exquisito platillo típico venezolano que puede degustarse en Nicaragua, gracias a la iniciativa de una pareja conformada por la nicaragüense Claudia García y el venezolano Ronield Velásquez.

Luego de conformar una pequeña familia, Claudia y Ronield decidieron montar un pequeño negocio de arepas venezolanas. La necesidad de generar ingresos extras para el hogar, se convirtió en una pequeña oportunidad de negocios.

Con el apoyo de una red de contactos, asesoría gubernamental y amigos, el negocio se instaló en el Centro Comercial Managua y ahora se ha ampliado a tres quioscos.

Claudia comenta que hacer crecer un pequeño negocio no es tan fácil como parece. Las deudas, la búsqueda de financiamiento y problemas logísticos son algunas de las cosas con las que los emprendedores tienen que lidiar en su día a día.

La pareja recuerda que luego de analizar el importante intercambio comercial que se genera entre Nicaragua y Venezuela, ellos vieron un nicho de mercado para intercambiar cultura desde la gastronomía.

“Vimos que en el país de nosotros no existe la promoción de la cultura venezolana. La gente no sabía que es una arepa”, comenta Claudia.

Desde su pequeño negocio de arepas Claudia y Ronield continúan luchando día a día, confiados en Dios que lograrán consolidarse y expandirse hacia otros departamentos de Nicaragua.

“Estamos aquí luchando, esperando en Dios que nuestros productos sean conocido más y más para que las ventas sean más grandes y generar empleo. A nosotros nos encanta trabajar con jóvenes, porque son muy dinámicos. Además queremos posicionarnos bien en los tres establecimientos y expandirnos a los departamentos”, explica Claudia.

“La clave en todo negocio es confiar en Dios y tener la fuerza y voluntad de seguir adelante, pensar que “hoy es un nuevo día y vamos a seguir”, asegura la joven emprendedora.

En el quiosco de arepas venezolanas Maracay, los clientes podrán disfrutar de deliciosas arepas con bebidas tradicionales y si lo desea incluir un toque nicaragüense como la ensalada y las cebollas encurtidas.

arepas02