Los Bomberos Unificados, en una ceremonia, entregaron certificados a 90 bomberos que participaron en la clausura del curso de Rescate en Altura y Acuático.

La actividad se llevó a cabo en la estación de bomberos, ubicada frente al antiguo estadio de béisbol de Managua.

El comandante Ramón Landero, director general de Bomberos de Nicaragua, dijo que los Bomberos Unificados están de fiesta porque los compañeros siguen preparándose, con las capacitaciones que les brindaron los hermanos de España.

Cuando hay cursos en la Dirección General de Bomberos (DGB), ahí vamos todos, cuando hay cursos como el de ahorita en el Benemérito (Cuerpo de Bomberos de Managua), ahí venimos todos”, destacó.

Por su parte, el comandante Enrique Chavarría, primer jefe del Benemérito Cuerpo de Bomberos(BCBM) y que forma parte de los Bomberos Unificados de Nicaragua, dijo que permanentemente están capacitándose como bomberos unificados.

Apoyo del buen Gobierno

El comandante Chavarría valoró que esta misión de seguir preparando a los bomberos de Nicaragua, es gracias al apoyo del buen Gobierno.

Desde hace dos años aproximadamente, con los bomberos Acción Norte de España, estamos gestionando un curso que se trata de Rescate en Altura (Vertical) y Rescate en Agua; esto viene a fortalecer la capacidad técnica de cada uno de los bomberos”, destacó.

Dio a conocer que en el curso lograron capacitar a 90 compañeros que tuvieron sus prácticas en el río, así como las prácticas en altura lo hicieron en el estadio de béisbol con las escaleras. También hubo clases teóricas para fortalecer los conocimientos.

Dijo que es la segunda promoción donde le entregan certificados a los bomberos, ya que en la semana pasada fueron promocionados la mitad de un grupo de estos; y este viernes 8 de octubre fue la clausura total.

“Le damos el agradecimiento a estos bomberos de España, que parten el día domingo (10 de octubre) para Madrid (España)”, mencionó.

Experiencia enriquecedora

Juan Carlos Delgado, de bomberos Acción Norte de España, señaló que la experiencia de estar en Nicaragua fue enriquecedora y han conocido la realidad del bombero nicaragüense, así como las intervenciones y problemáticas con las que se encuentran día a día, debido al tipo de catástrofe que se dan en el país.

Con nuestro trabajo aquí, hemos procurado enseñarles las técnicas que nosotros empleamos allá en nuestros servicios; esperamos que sean beneficiosos para poder ayudar tanto al bombero del Benemérito, al bombero nicaragüense y a la ciudadanía de Nicaragua, que siempre son al final los que se benefician en último lugar del servicio público del bombero”, explicó.

La joven Marcela Vargas, de 19 años, se mostró contenta por haber recibido el curso que impartieron los hermanos bomberos Acción Norte de España.

Manifestó que aprendió mucho durante el curso que fue de cinco días, una parte acuática y la otra en altura (vertical); y junto a sus compañeros de los distintos departamentos del país, han cumplido el curso de manera satisfactoria.