Con el objetivo de impulsar la investigación científica para la generación de conocimientos que fortalezcan los procesos de desarrollo de la acuicultura en Nicaragua, el Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura (Inpesca) en conjunto con la Misión Técnica de Taiwán, inauguraron el III Congreso Internacional en Salud de los Cuerpos de Agua y Cultivos de Peces Marinos 2021.

Nicaragua junto a Taiwán han venido desarrollando estrategias que potencializan la producción de pargo en las comunidades del pacifico, permitiendo a su vez el desarrollo de cooperativas y la implementación de nuevos mecanismos de reproducción y cuido de la variedad.

Nicaragua es un país que cuenta con enormes recursos pesqueros y marinos, porque tienen 2 océanos, más de 800 kilómetros de costa en el Pacifico y Caribe y este tema de desarrollo pesquero es un tema fundamental para el desarrollo del país, para garantizar la seguridad alimentaria”, expresó Jaime Chin Mu Wu, embajador de Taiwán en Nicaragua.

AGUA

“La misión técnica de Taiwán comenzó el proyecto de maricultura junto a Inpesca a finales de 2018 y en este año reforzamos la cooperación a través de otro convenio, principalmente en 2 ejes, compartir experiencias y tecnologías tanto con especialistas, docentes y el otro eje es la producción del cultivo de peces tanto de róbalo y pargo, hemos visto el resultado en Laguna de Perlas donde las reproductoras están produciendo alevines y en Chinandega donde se trabaja con 11 cooperativas y el Costa Caribe con 4 cooperativas”, añadió.

Nicaragua actualmente cuenta con un plan de impulso que genere empleos y emprendimientos sostenibles, para lo cual se trabaja en la aplicación de investigaciones para el desarrollo de la acuicultura y la pesca.

AGUA

“Con la ayuda de Taiwán hemos dado un mayor impulso a este esfuerzo y podemos decir que en esa búsqueda como objetivo de gobierno de garantizar la seguridad alimentaria, ya hemos construido el ciclo del pargo lunarejo, ya hemos cumplido el primera gran reto, ya tenemos la exclusión, las primeras larvas, niveles de mortalidad altos y tenemos que trabajar en la sobrevivencia, una vez cumplida esa parte, tendremos la capacidad de comenzar a entregar las semillas a las cooperativas que tenemos en Chinandega”, detalló Edward Jackson, titular de Inpesca.

Así mismo, Jackson destacó que en lo que va del año, Nicaragua registra 29 mil libras de producción de pargo, lo que se refleja en ingresos económicos para los emprendedores de las zonas de Chinandega.

AGUA

AGUA

AGUA