Palabras de Rosario
después del Acto de Conmemoración
del 41 Aniversario de la Fuerza Naval
del Ejército de Nicaragua

Buenas noches, Compañ[email protected]; Queridas Familias, Queridas Madres de Familia, Padres, que viven respaldando a sus Familias; [email protected], [email protected], [email protected] [email protected]

Estos recorridos siempre son complicados, en el sentido emocional, porque por un lado sentimos el gran Orgullo de ser nicaragüenses, por Gracia de Dios, y de haber vivido y recorrido, [email protected] a Dios, todos estos Caminos de Patria y Libertad, de Patria y Dignidad, de Patria y Fortaleza, de Patria, Luchas y Victorias.

Tiempos difíciles los que ha conocido esta Patria donde la Fuerza del Pueblo todos los días vence... Tiempos difíciles en distintos momentos ! Y cuando hablamos de los Tiempos difíciles, sabemos que también son Tiempos Gloriosos, porque en los Tiempos difíciles se conoce el Carácter, la Valentía, la Nobleza, la Capacidad, la Fortaleza y el Afán de Amor al Prójimo que se confirma en el servicio, en la capacidad y en la disposición de dar la Vida por la Patria y por la Familia, por [email protected] [email protected], por el Futuro.

En Tiempos difíciles nos conocemos, y bueno, debe haber también emociones encontradas entre las Familias, que son decenas de miles, que han entregado [email protected], o [email protected], o [email protected], y más, recientemente, en los Tiempos de conflictividad criminal y terrorista que el Comandante Daniel, nuestro Presidente, acaba de narrar... Qué difícil !
Estaba hablando con el Comisionado General Díaz, y le decía : Qué difícil para las Madres de los Policías que vieron en Redes Sociales y en Vivo por Televisión, cómo eran masacrados y quemados vivos. Cómo pudo esa Madre, o esas Madres, con sus corazones destrozados, afligidos, entregar esos hijos a la Patria y decir, a nombre de sus Familias: Aquí estamos ! Somos nicaragüenses y somos Policías, o somos Miembros del Ejército, en el caso de los Miembros del Ejército de Nicaragua, y hemos dado todo por Amor, sirviendo a nuestro Pueblo, y dispuestos a entregar la Vida por Amor y por Honor.
Yo admiro, respeto y reconozco ese Amor de Madres, ese Amor de Familias, que no han vacilado nunca en reconocer, con orgullo, el Valor de la pertenencia de sus [email protected] a Cuerpos de Seguridad, a [email protected] que defienden la Soberanía y la Paz todos los días, y de eso nos sentimos orgullosos.

Yo siempre digo que nuestras Instituciones son Instituciones sólidas porque están forjadas en el Amor a la Patria, surgieron de una Revolución que acabó con una Dictadura criminal, que instaló la Democracia en Nicaragua, y que no lo olviden nunca aquellos que se atreven a deshonrar a la Patria y a las Familias nicaragüenses.

La Revolución, el 19 de Julio con su Triunfo, una Revolución Popular, la Revolución trajo la Democracia... Cuántos nicaragüenses dieron la Vida por ese Triunfo, cuántos nicaragüenses, cuántas Familias...! Eso explica nuestro Valor, nuestro Coraje, nuestra Resistencia Digna, Soberana, Esperanzada, nuestra Capacidad de lucha en toda circunstancia, y de Triunfos, Triunfos que se van generando desde ese Carácter Noble, Aguerrido, Bendecido, de [email protected] mejores [email protected] de Nicaragua.
És verdad, sufrimos mucho, no sólo en Abril, antes también, y son los mismos actores y autores, porque hay una historia vil, de entrega, de unos cuantos Vende-Patrias serviles al Imperialismo. Hay una historia de agacharse, arrodillarse, entregarse y pretender que les reconozcan con capitales, como dice el Comandante Daniel, centavos al fin y al cabo, por los que entregan la Patria. Y luego, cuando tuvieron la oportunidad de cambiar Nicaragua para Bien y de asegurar el Bienestar de las Familias al que tenemos Derecho, se robaron todo, y todo el mundo lo sabe.
Yo no dejo de pensar en la Justicia, que tarda, pero llega, porque hay fábricas de mentiras, todos los días fabricando mentiras. Cómo se puede tener Alma para fabricar mentiras, para intimidar, para sembrar terror, desconfianza, entre las Familias de un País pequeño, de un Pueblo Bueno como Nicaragua.

Hay fábricas de mentiras y hay fábricas de crímenes, y todo en la misma sintonía, de servilizarse con los yanquis, de aparecer, ostentosamente, qué ridículos, como los hijos de William Walker, queriendo servirles en bandejas las cabezas de [email protected] nicaragüenses... ¡No! Nosotros no estamos para ser servidos en bandejas a los yanquis. Estamos para servir a nuestro Pueblo. Estamos para honrar la Patria. Estamos para honrar los compromisos que, cuando tuvieron su oportunidad, los ricos, los Neoliberales, nunca cumplieron, más bien engañaron, estafaron y robaron a las Familias.

Nosotros aquí estamos para servir al Bien Común, para que las Familias en todas partes tengan Trabajo, Tranquilidad, Seguridad y Paz. Y la Tranquilidad, la Seguridad, la Soberanía defendida, la Paz, és la garantía del Futuro.

Aquí hay Educación, y nos lleva para Adelante... Aquí hay Salud, y Vamos Adelante, promoviendo la Salud como un Derecho Esencial, y Salud que és Vida, que és Alegría.

Aquí Vamos Adelante, promoviendo Producción que da tanto Trabajo, que genera mejoría en nuestras Vidas. Y Vamos Adelante con Carreteras, Caminos, Puentes, Viviendas, Calles... Lo está viendo todo el mundo ! Así és como servimos. Y todos los días empeñamos el Corazón en hacer las cosas todavía mejor, porque nuestro Compromiso no és de hoy... És de toda la Vida ! Un Compromiso Revolucionario, Cristiano, Evolucionario, de Amor al Prójimo y de reconocer el Derecho del Prójimo.
[email protected] tenemos Derecho a Vivir Bien, y [email protected] tenemos Derecho al Futuro de Prosperidad al que aspiramos... Sueños y Sueños que vamos construyendo, trabajando, estudiando, cuidándonos, cuidando nuestra Salud, prosperando. Sueños hechos realidades !

Por eso, a las Madres nicaragüenses, a las Familias nicaragüenses, yo les digo: [email protected] [email protected], Vamos Adelante, en esta Patria que hemos recuperado, porque aquí reina la Paz... Fue una interrupción diabólica, de unas cuantas semanas, en la que quisieron arrebatarnos todo, para volver a robar, para volver a instalarse ahí, con “bendiciones” que de verdad son insólitas, inauditas... Bendiciones desde Personas cuya Pretensiones beatíficas cuya Santidad queda en duda, o cuya intermediación, frente a los Poderes Espirituales, frente a Cristo a Jesús, queda completamente en duda.

Cómo puede ser alguien Pastor si bendice los crímenes ? Cómo puede ser alguien Pastor si bendice y aprueba que siga muriendo la gente en los tranques, que siga la gente perdiendo todo lo que tiene; que a las Mujeres que van a dar a luz no se les permita pasar en las ambulancias...? Pastores...? Por favor !
Yo por eso siempre digo, que el resultado del involucramiento de esos que se llaman “Pastores”, en el 2018 y en todos los crímenes terroristas del 2018, ha sido la pérdida de Fé y de credibilidad entre muchos nicaragüenses, que no perdemos nuestra conexión con Dios Nuestro Señor, desde todos nuestros aprendizajes y nuestras prácticas en Familia; pero sí perdemos la confianza en una Institución que no nos defendió, como [email protected] de Dios, a [email protected], y que más bien defendió crímenes de lesa humanidad. Esa és la verdad. Por eso dice el Comandante Daniel, y yo digo, con toda razón, y con mucho dolor lo decimos: Hijos del diablo !
Nosotros aquí buscábamos Paz...! Cómo buscábamos a quienes en los Municipios podían ayudar a que no mataran, a que no quemaran, a que no robaran, y ellos, los llamados Pastores se escondían, y aplaudían los crímenes, los saqueos, los robos, y las quemas de Instituciones de Servicio Público. Es que ha sido tan difícil...!

Nosotros, como [email protected], porque aprendimos a vivir el Amor a Cristo, sabemos que esos momentos dejaron una huella indeleble; nos marcaron y generaron una Nueva Historia en la que la mayoría de los nicaragüenses descreen de las Personas, no de Cristo, no de Dios, no del Espíritu Santo; sino de las Personas que decían representar esos Valores Espirituales y que más bien nos frustraron a [email protected] Pretendieron engañarnos a [email protected], pero no nos engañamos.

Yo recuerdo los Encuentros en los que, ninguno, uno que otro, abrió la boca para decir: Hay que cuidar la Vida. Recuerdo más bien lo que el Comandante Daniel llamó en su momento el “ultimátum”, o sea, había que entregarles las Instituciones y el Gobierno a los criminales. Eso nos pidieron... y por supuesto que perdieron su apuesta por el crimen, y perdieron su apuesta por un Gobierno de los mismos que asaltaron el Poder para asaltar al Pueblo, para matar, para robar al Pueblo.

Cuando hablo de estas cosas, de verdad, yo me emociono, me conmuevo porque, como Creyente y como Devota, fueron días muy duros, cuando uno podía confirmar y constatar tanta hipocresía, tanta falsedad y tanta condición humana perversa, entre quienes se decían Pastores, y cuando digo Pastores me refiero a Personas que dicen que nos bendicen en los distintos ritos... Hay Pastores que también contribuyeron a la Paz, desde su presencia, buscando cómo esos Tranques de la Muerte se despejaran; pero esa es otra Historia.
Estamos hablando aquí, ya que el Comandante Daniel lo recordó, que no sólo fue nefasto ver los muertos, no sólo fue nefasto, terrible, doloroso, ver los muertos, hablar con sus madres, ver las quemas, ver a la gente quemada viva; ver a un Cura que decía en Masaya, mientras el Compañero ardía frente a las canchas convenientemente colocados, “¡tírenlo al excusado!”. Eso fue horrible para nosotros. Y ahí está el Cura todavía, ¡no lo han quitado! Dando Misa un criminal, lleno de pecados. ¿Cómo puede estar ahí todavía? ¿Cómo puede entenderse?

Y el otro, que sonaba las Campanas para que saliera la gente a morir, el señor que está en Miami. Y el otro, que se reúne con el señor en Miami, cada que vez que puede, que sale a reunirse, que estaba en una Iglesia en Masaya, que la profanó hace un tiempo.

Todo esto entre una campaña de difamación, de calumnias, porque Libertad Religiosa hay en Nicaragua. Porque somos, de Corazón, fieles y devotos a Cristo Jesús.

És verdad hemos vivido Tiempos duros y esos Tiempos duros nos han enseñado muchísimo. Nosotros, como decía Neruda, los de entonces, ya no somos los mismos, hemos aprendido a cuidar la Paz, porque debemos custodiar y defender la Paz, porque és lo que nos piden, nos demandan. Responsabilidad del Estado nicaragüense : Cuidar y defender la Paz. Nos demandan, nos piden, las Familias, las Madres.

Hemos recuperado la Paz, desde que se ha establecido que deben ser indagados, investigados, y luego se verá, todos estos Personajes que dirigieron, financiaron y contribuyeron a tanto dolor, tanto sufrimiento. Desde entonces la Paz ha florecido en todas partes, la gente vive tranquila. Ya la habíamos recuperado, pero ahora hay un sentimiento de Orgullo, de Agradecimiento a Dios, porque vamos confirmando, cada día, que la Paz se fortalece.

Somos [email protected] [email protected] nicaragüenses, pero hay quienes dejan de ser nicaragüenses por su conducta, por su actitud, por demandar acciones contra su propio Pueblo y su propio País. Que no me vengan con el cuento de que son acciones punitivas personales... Eso no existe ! Lo que existe son malos [email protected] de Nicaragua pidiendo inmerecidos castigos para Nicaragua, porque el Pueblo no les ha permitido volver a malgastar, robar, arrebatar los Bienes del Estado nicaragüense y los Patrimonios de [email protected] nicaragüenses.
Anuncian incluso... Que solo ellos podrían, que solamente ellos pueden. Porque son hijos del diablo ellos también... Son los que se arrodillan frente al Imperio, esos que están ahí indagados, investigados, son los que se arrodillan frente al Imperio buscando prebendas. Todo para ellos, y para el Pueblo, nada. Así nos tuvieron 16 años en los que no hicieron nada, se robaron todo, y el Pueblo regresó al Analfabetismo.

El Comandante Daniel hablaba del Censo, por los miles de muertos que hubo por desatención en Salud, y aquellas caminatas de los Campesinos, con hambre, pidiendo atención para poder cultivar, sembrar, y comer, ya no sólo comercializar, no era para eso... Era Seguridad Alimentaria lo que se demandaba !

Podemos olvidar todo eso ? No ! Nosotros que estamos conscientes de lo que hemos vivido, del sufrimiento de las Mayorías, del dolor de las Madres, recordamos a los que de alguna manera piensan que no conocemos el dolor... El dolor se conoce, se vive, y contra el dolor es que luchamos, porque queremos, de verdad, una Patria libre de sufrimiento, de dolor, y una Patria donde reine el Amor al Prójimo, el Amor Cristiano.
Así es que, Compañ[email protected], estamos viviendo Tiempos Históricos, diferentes, Nuevos Tiempos. [email protected] [email protected], Vamos Adelante, trabajando con Esperanza, con Confianza en Dios, con Fé. Eso és lo que moviliza a este Pueblo que és de Dios. Y Vamos Adelante, y és nuestro el Porvenir, de [email protected] [email protected] nicaragüenses de Buena Voluntad. Gracias, Compañ[email protected]