En el barrio San Luquita y en la Comunidad Monte Alto, ambos del municipio de Acoyapa, Chontales, las familias mejorarán su calidad de vida, gracias a la instalación del servicio de energía eléctrica domiciliar, que la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) ejecutó por medio del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y para la Energía Renovable (PNESER).

A través de ese programa, Enatrel ha llevado energía eléctrica a centenares de comunidades urbanas y rurales en todo el país y según el compañero Mario Esquivel, representante de Enatrel, en Acoyapa se tiene programada la electrificación de 5 comunidades.

Durante un alegre encuentro con los pobladores del barrio San Luquita y de la comunidad Monte Alto, Esquivel explicó que para llevar la energía hasta cada hogar fue necesario construir una red de 2.5 kilómetros, a un costo de 970 mil córdobas.

En total, 355 pobladores de ambas comunidades se convirtieron en protagonistas de la restitución del derecho al acceso a la energía eléctrica.

Complementariedad entre gobierno local y gobierno central

Esquivel destacó la complementariedad que existe entre el gobierno municipal de Acoyapa y el gobierno central.

“En todo el municipio vamos a seguir trabajando, las autoridades tienen todo el interés de definir sus prioridades para el 2014, 2015 y 2016. Ellos van a ver cuáles son las comunidades que tienen cerca el tendido eléctrico y de esa manera conectarlas para que la población poco a poco se le vaya restituyendo este servicio”, explicó.

Las autoridades locales y de Enatrel, invitaron a los pobladores a hacer uso eficiente y racional de la energía eléctrica, además de no permitir conexiones ilegales porque son peligrosas y disminuyen la calidad del fluido eléctrico.

En ese sentido, Esquivel recordó que “el gobierno del Presidente Daniel Ortega quiere garantizar energía con calidad”.

Asimismo destacó que la energía eléctrica permitirá no sólo mejorar la comunicación, sino que contribuirá para elevar el nivel académico de los estudiantes e incluso desarrollar negocios que permitan mejorar la economía de las familias.

Por su parte el alcalde de Acoyapa, Armando Chavarría, explicó que la electrificación conlleva beneficios ambientales porque se evita el despale, y sociales porque permite que nuevos proyectos educativos y económicos lleguen a la zona y contribuyan con la reducción de la pobreza.

Chavarría indicó que desde la alcaldía se trabaja de la mano con Enatrel para llevar la energía hasta cada hogar y ampliar los horizontes de las familias nicaragüenses.

Ahora podemos hacer realidad nuestros sueños

Durante años las familias de San Luquita y Monte Alto en el municipio de Acoyapa, vivieron a oscuras, pero gracias al Gobierno Sandinista que a través de Enatrel llevó la energía hasta cada hogar, las familias consideran que ahora pueden hacer realidad sus sueños.

Elquin Jarquín, de oficio zapatero, comentó que un día después que se instaló el servicio de energía eléctrica domiciliar en su casa, abrió su pequeño negocio de reparación y elaboración de calzado.

“Gracias a Dios que ahora tenemos energía, y gracias a la energía pude abrir mi pequeño negocio. Este era mi sueño y ahora es una realidad, yo se que con el apoyo de mi familia y de nuestro gobierno vamos todos a salir adelante”, explicó Elquin.

De la misma manera Marielena Rodríguez, una joven madre de dos niños, indicó que por la falta de energía eléctrica no había puesto un pequeño negocio para ayudarse en la economía familiar.

“Yo tengo una pequeña refrigeradora y lo que quiero es comenzar a vender cosas heladas, ya estamos comprando las cosas y pronto instalaré una pequeña pulpería”, dijo Rodríguez.

Finalmente Jenny Reyes, madre de tres pequeñines, manifestó que las tareas del hogar se facilitan con la energía eléctrica, además que ahora puede disfrutar de programas de televisión, noticias, música, y dibujos animados para los niños.

“Antes eran las 6 o las 7 y nos acostábamos muy temprano, ahora los muchachos pueden aprovechar más el tiempo para estudiar, los niños ven sus programas de muñequitos, y nosotros vemos las novelas y las noticias, porque es muy importante estar informado”, aseguró Jenny.

“Antes todo esto era una gran tiniebla, le daba miedo a los niños y a nosotros, pero ahora con la luz todo eso ha cambiado, gracias a Dios y a este gobierno que es el que mira por nosotros los pobres”, añadió.