El periodista Ben Norton, quien trabaja en el sitio web The Grayzone News, estuvo en la Revista En Vivo con Alberto Mora de Canal 4 y reiteró el resultado una investigación periodística que realizó sobre el financiamiento de los Estados Unidos al aparato mediático opositor en Nicaragua.

“Estamos hablando de una red de propaganda que fue cultivada, entrenada y financiada por Estados Unidos durante más de una década. Entonces cuando el Frente Sandinista volvió a poder en 2007 Estados Unidos inició una campaña sucia a través de varios organismos, pero el más importante es la Agencia de EE. UU., para el Desarrollo Internacional (Usaid)”, aseveró.

Norton tiene más de un año de residir en Nicaragua donde se ocupa de la parte noticiosa de Latinoamérica para The Grayzone News. Ha publicado informes sobre Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela, Nicaragua y otros países.

Nuestro medio es realmente independiente, y la verdad es que somos periodistas y también somos antiimperialistas por lo que para nosotros es importante mostrar la verdad del imperialismo sobre todo el daño que hace en el mundo, no solo en Latinoamérica, sino que, en Asia, Medio Oriente y muchas partes del mundo”, explicó.

Develó que desde 2010 la Usaid ha mandado más de 10 millones de dólares a Nicaragua, no solo para medios que son opositores, son golpistas”.

Hizo énfasis en que toda la información recopilada en su investigación es pública y se puede encontrar en la página web de Usaid y en sus informes internos, “pero la verdad es que en los medios de los Estados Unidos nunca hablan de esto y creo que hay mucha gente que le gustaría saber que está pasando, porque son sus impuestos, tenemos que pagar impuestos y no queremos que nuestros impuestos financien golpes de estados, queremos salud como aquí…”, enfatizó.

En Nicaragua, que es "un país pequeño, los nicaragüenses tienen salud gratis, educación, programas sociales, de hecho nosotros los norteamericanos, Estados Unidos un país tan rico, que gasta miles de millones de dólares para hacer guerras a través del mundo, no tenemos salud, no tenemos educación, de hecho la educación es carísima, no queremos que el gobierno use nuestros impuestos para financiar esos programas golpistas, no. Es absurdo, pero la verdad es que el gobierno de los Estados Unidos no nos representa, es un gobierno bastante autoritario”, resaltó.