La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua se refirió al pasó a otro plano de vida, a los 44 años de edad, de Wilber Roberto Solís Vega, conocido como el Cantinflas nica.

“El Cantinflas nica venía complicado, el pobre Wilber con todo tipo de afectaciones en su salud”, comentó.

El artista nació en Corinto y desde niño vivía en Diriamba, donde se realizan sus honras fúnebres.

Se inició en el programa Café de Artistas, a los 15 años, con Luis Méndez. Ganó un segundo lugar en el concurso latinoamericano de Cantinflas, de personajes que imitaban o que se parecían y actuaban como el gran Cantinflas y participó también exitosamente en Sábado Gigante con Don Francisco donde obtuvo un gran reconocimiento.

“Trabajó siempre buscando como hacer reír a las familias, a los niños, a los jóvenes, en las comunidades, en los barrios, en las comarcas. Lo despedimos con mucho cariño, sentimos su ausencia, pero ahí está Wilber, el Cantinflas nica en la alegría que sentimos y que agradecemos a Dios de vivir en paz”, comentó la Compañera Rosario Murillo.

Destacó que Wilber Roberto Solís Vega pasó a otro plano de vida, y aquí quedan sus hijos, Vivian, Carlos, Daniel y Mario “y nos abrazamos con toda su familia, sabemos que la paz será en Nicaragua permanente”.

“Dios mediante, así lo afirmamos y que ahí en la alegría de esa paz que vivimos y que Dios mediante, reitero viviremos con nuestro empeño de pueblo bueno, ahí estará Wilber, Cantinflas nicaragüense, cuánto disfrute le dio a tantos y tantas hermanos y hermanas de esta Nicaragua nuestra de todos”, subrayó.