La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo destacó este jueves que Roberto Clemente es el Héroe de la Solidaridad y el Amor, al entregar su vida en apoyo al pueblo nicaragüense, hace 48 años, tras el terremoto que destruyó Managua.

Cómo no recordar a un héroe del amor, de la solidaridad, como Roberto Clemente, que vino, que vivió la solidaridad, que estuvo por llegar con su cargamento solidario para las familias, que habíamos conocido ese desastre que destruyó tantas vidas, que nos hizo llorar seres queridos que se nos fueron, nunca se supo cuántos realmente partieron ese día, asesinados por un terremoto y el terremoto principal que era la dictadura, que nunca aplicó exigencias para la construcción, por eso decimos asesinados, porque los edificios que cayeron”, señaló.

Nunca voy a olvidar las manos que salían del edificio desplomado de lo que fue el hotel Reisel, en la Calle 15 de Septiembre, yo pasé por ahí y vi por unas rendijas como salían unas manos desesperadas, desesperadas, buscando cómo los rescataran y qué se iba a poder rescatar. O las hermanas del Colegio Divina Pastora, o los que quedaron atrapados”, refirió, sobre su propia experiencia sobre la tragedia.

“Conozco a una señora que perdió a su hija que ese día se graduaba de auditora, contadora pública autorizada, a su mamá, a su sobrina y a su hermana. Y estaba ella sentada ahí en la Calle Candelaria, sentada con los cadáveres de sus seres queridos en la acera, cubiertos. Una amiga de mi mamá, que yo siempre en estos días la recuerdo por que se que en esos días sufre mucho recordando a su familia”, relató la compañera Rosario Murillo en su mensaje.

Pero bueno, en esos días, la luz del cariño, de la solidaridad, de un astro, de una estrella del béisbol como Roberto Clemente, hablando de amor, de cariño, de familia humana, de solidaridad, cómo no hablar de Roberto Clemente, cómo no agradecer, al contrario, crece en nuestros corazones su memoria, su legado y estamos todos los seres humanos obligados a vivir ese legado de solidaridad, de socorrer, de acudir, sintiendo genuinamente, no para posar para fotografías, eso es manipulación, sino sintiendo profundamente la dificultad, la desgracia del otro”, enfatizó.

Indicó que  “así dio la vida por Nicaragua y por las familias nicaragüenses Roberto Clemente un día como hay hace 48 años. Vivimos en su luz solidaria. Y aprendemos de su gesto, profundamente humanista y lo recordamos no solo hoy, sino todos los días”.

Un abrazo a Luis Roberto, a Roberto Junior y a Roberto Enrique, un abrazo fuerte, ya su esposa pasó a otro plano de vida, ya está con él, sufrió mucho ella con esa partida súbita. Un abrazo a toda su familia, a su pueblo, al pueblo puertorriqueño que nos dejó, nos entregó a Nicaragua y a los nicaragüenses un faro, un ejemplo, una estrella de solidaridad y amor”, subrayó.