La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua se dirigió a las familias nicaragüenses después del acto de la XXIII Graduación de Damas y Caballeros Cadetes, Licenciados en Ciencias Policiales.

Nicaragua está hecha para vivir en paz, Nicaragua está hecha de fe, de confianza en Dios, de sensibilidad, de solidaridad, de humanidad”.

Dijo que “son días para celebrar la vida, celebrar la paz, días para vernos en el espejo de las actitudes heroicas. La Policía Nacional, cuántos seres humanos, cuántas familias de policías sienten la ausencia de sus esposos, de sus hijos, de sus madres, de sus hermanos, golpeadas por el odio. Cuánto honor y disposición de servicio hasta las últimas consecuencias en cada Policía Nacional”.

Destacó que es una misión cristiana, solidaria y sobre todo es respeto y reconocimiento de los derechos de todos, derechos humanos. 

A continuación declaración completa: