La fundación Incanto en su II temporada lírica y el Teatro Nacional Rubén Darío presentaron este viernes la ópera Sor Angélica y un concierto navideño en las instalaciones del coloso de la cultura en Nicaragua.

Elisa Picado, quien hizo el papel (en la ópera) de Sor Angélica dijo que esta es una de las pocas óperas que existen donde los personajes son solamente mujeres.

La historia de esa obra dice que la misma transcurre en un monasterio italiano a fines del año 1600 y hace referencia a la vida cotidiana de hermanas y novicias y particularmente la vida de una de ellas.

Dijo Picado que ese personaje es Angélica (el que hizo Elisa) que tiene 7 años de estar en el convento y no ha recibido jamás ninguna visita, pero ella pasa ahnelando una visita y hasta que llega una tía que es una princesa.

“Es ahí donde se descrubre toda la trama dramática que tiene esta ópera porque Angélica era una princesa que deshonró a su familia y salió embarazada fuera de matrimonio”, dijo Elisa.

El compañero Laureano Ortega dijo que en la clausura de la II temporada lírica “presentamos la opera de Giacomo Puccini y acompañado de un concierto navideño de INCANTO, Camerata Bach, músicos invitados, la compañía de teatro Cara o Sol".

 

Además se contó con la dirección musical de Francisco Jarquín y Nelson Gutiérrez todos trabajando por el arte, por la música y por “nuestro pueblo nicaragüense para darle una oferta novedosa, variada, entretenida y con mensajes bonitos, mensajes de amor, esperanza, de paz, fe y devoción”, puntualizó Laureano.

Estas obras le traen al pueblo nicaragüense mensajes de amor, paz, fe, reconciliación y esperanza.