Este 8 de diciembre, la Embajada de Nicaragua ante la Federación de Rusia realizó la celebración de la Purísima Concepción de María, dogma que fue proclamado por Pío IX el 8 de diciembre de 1854, y que continúa siendo una de las festividades religiosas más significativas de la nación y única en el mundo. Todo con el propósito de compartir la alegría de preservar una tradición y una devoción muy honda en el corazón de los nicaragüenses que residen en la nación eslava. 

La Purísima tiene una dimensión comunitaria y familiar muy marcada, así que para celebrar a la Patrona del pueblo nicaragüense con la tradicional “Gri-tería”, la Embajada de Nicaragua ante la Federación de Rusia, siempre en cumplimiento de las medidas sanitarias intro-ducidas por las autoridades rusas a causa de la pandemia del coronavirus, se reunió con los estudiantes, compañeros de la Policía Nacional que cursan estudios en la capital rusa, los connacionales que tam-bién residen en Moscú y los representantes de la Sociedad de Solidaridad y Amistad entre Rusia y Nicaragua.

La actividad inició con las palabras de bienvenida de la Embajadora Alba Azucena Torres, quien habló del significado de esta tradición, de esta cultura, de la  fiesta en familia y recordó que en esta Rusia blanca nosotros los nicaragüenses somos como hermanos y desde aquí y con la protección del manto celeste de la Virgen María, saldremos triunfante ante los desafíos que nos depare el destino, siempre adelante y llenos de Fé y de Amor hacia nuestro hermoso país de sol, de paz, de Fé, y de Victorias. 

A continuación, los asistentes rezaron la Novena, dedicándola a Nicaragua y a su pueblo, deseando que se llene de salud en estos tiempos pandémicos, que reine la paz, la esperanza y la unidad para trabajar juntos por un porvenir próspero para el país. Luego con devoción y amor cantaron a la Virgen María. 

Al final de la celebración, como es costumbre, se repartió la tradicional “Gorra” entre los asistentes que consis-tieron en dulces, frutas y juguetes para los más pequeños. Y se ofreció una comida típica nicaragüense.