Hoy 7 de Diciembre se celebró la tradicional Purísima en Washington D.C. organizada conjuntamente por la Embajada, el Consulado, la Agregaduría Militar y la Misión Permanente de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El evento contó con la participación de compañeros de la solidaridad en Washington y áreas metropolitanas colindantes de Virginia y Maryland. En sus palabras de bienvenida el Embajador Francisco Campbell destacó los logros de Nicaragua este año superando las adversidades planteadas por la pandemia del Coronavirus y los efectos destructivos de los huracanes Iota y Eta que impactaron el País el pasado mes de Noviembre.

De igual manera resaltó la efectiva labor del Modelo de Salud Familiar y Comunitaria, así como el papel realizado por el Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres, entre otras entidades que bajo la conducción de nuestro Buen Gobierno con apoyo de nicaragüenses de Buena Voluntad permite superar adversidades, contribuir al desarrollo Socioeconómico y Cultural del País y la protección de la Salud de todos los y las nicaragüenses.

En un ambiente de hermandad, compañerismo y guardando las medidas de prevención establecidas para el COVID-19, el evento se realizó entonando cantos en honor a la Inmaculada Concepción de María y los participantes pudieron degustar comidas y bebidas típicas nicaragüenses.