La compañera vicepresidenta Rosario Murillo, destacó que hoy 26 de noviembre Nicaragua celebra el Día de Acción de Gracias brindando atención solidaria a las fa familias afectadas por el huracán Iota.

Tras resaltar que en Norteamérica el pueblo también da gracias a Dios, “aquí dando gracias a Dios también estamos avanzando en la atención cristiana y solidaria, como hermanos, a las familias que fueron afectadas por los desastres, cuyas consecuencias todavía estamos viviendo. Pero ahí estamos, eso sí, con la alegría del amor cristiano y solidario que nos lleva a todos los municipios y comunidades de los departamentos afectados y hubo afectaciones en casi todo el país”.

A llevar más cariño, con respeto a la dignidad humana y a proveer estas soluciones que son de la primera etapa, del primer momento y a proveer soluciones para continuar trabajando juntos, porque el avance de nuestra Nicaragua, ese avance victorioso de nuestra Nicaragua es fruto del trabajo de todos, de la laboriosidad de todos, del oficio de todos, en el campo, en los municipios urbanos, en la parte urbana de los municipios, oficio y trabajo admirable de todos los nicaragüenses”, añadió.

Agregó que “el trabajo, la seguridad, la estabilidad y el amor en grande que es paz y bien es lo que vivimos y estamos viviendo y observando las grandes sonrisas y el clamor a Dios, porque cuando llega a las familias, una comunidad remota y pobre, todavía pobre, el plan techo, las láminas de zinc, lo primero que hacen es agradecer a Dios porque sabemos que esta es una batalla que estamos librando con la fortaleza que nos da Dios, con la fuerza que nos da Dios y que todo lo que somos y todo lo que hacemos, es obra formidable del creador que es magnífico, que es, precisamente poderoso”.

El poder que es su gloria, es ese amor que todo vence y todo puede y que se expresa de mil maneras en estos momentos, en un país que ha tenido tantos desafíos, tantos retos, donde el desencuentro atroz ha generado destrucción, violencia que en amor a Dios decimos Nunca Más, con odio, con violencia que nos humillen a todos”, reflexionó.

Ya lo decíamos ayer, la violencia es una bofetada en el rostro de la humanidad, con odio, con violencia, Nunca Más. Así es que con amor y esperanza es que estamos ahí entregando en todos los municipios afectados en el país, entregando en total 350 mil láminas de zinc, estamos hablando de 35 mil planes techo, esa láminas han sido trasladadas a todas las zonas afectadas y ahorita están saliendo más planes techo para completar luego de la verificación, la entrega a otras familias. En Rivas, estamos hablando 3 mil láminas; en Nueva Segovia al lado de Jalapa, 2 mil láminas; en Jinotega, 3 mil 80 láminas; en Matagalpa, 2 mil, esto es más, es adicional a lo que ya estaba por ahí, en Siuna, 30 mil, en Bonanza, 30 mil y en Prinzapolka 10 mil”, señaló.

A Bilwi llevaron ayer y antier y se continúan entregando.

Primer momento de atención cristiana y solidaria y promoción del trabajo, porque gracias a Dios ya estamos en capacidad de empezar el traslado a las familias trabajadoras, productoras en Prinzapolka, Waspán, Las Minas, San José de Bocay, Wiwilí, El Cuá, Pantasma, San Rafael del Norte, Waslala, Rancho Grande, Matagalpa, San Ramón, Río Blanco, Muy Muy y Esquipulas”.

A todas es comunidades donde hay familias que siembran en Apante. Nosotros tenemos la bendición de tres cosechas con el frijol en nuestra Nicaragua y en estos momentos que hay humedad en los suelos, siempre siguiendo la tradición en la cultura productiva, en la primera semana de diciembre se siembra frijoles”, precisó.

Estamos entonces entregando 60 mil Bonos Tecnológico de semillas de frijol certificadas con sus fertilizantes y herramientas que son machetes, azadones, limas, botas de hule, capotes, a todas estas familias que son parte de las 100 mil que estamos atendiendo en la recuperación de los modos de vida en cada lugar”, detalló.

Enfatizó que “Dios es grande, Dios es todopoderoso, a Dios le debemos poder articular todos estos esfuerzos, agradeciendo también la cooperación solidaria de organismos, de gobiernos, de asociaciones, de movimientos que nos permite ir ahí donde Jesucristo en las personas de nuestros hermanos y a quienes estamos en el deber de reponerles el modo de vida, el trabajo que es paz y bien”.

Dijo que son 60 mil bonos de los 100 mil que serán entregados en las próximas semanas.