La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, informó que en las zonas afectadas por el paso del huracán Iota, ya se está trabajando en labores de limpieza, escombreo y restitución de los servicios básicos.

Y hoy amanecimos donde podemos trabajar, trabajando en limpieza, en despeje de vías, en lo que llamamos escombreo, quitando escombros, quitando árboles caídos, despejando calles y vías en las zonas, en todo el país porque esto no es de una zona, no es únicamente allá o aquí, sino en todo el país. Claro fue mucho más golpeado los territorios del caribe, las Regiones Autónomas del Caribe Norte, el Triángulo minero, pero en todas partes hemos tenido afectaciones”, indicó.

Entonces vamos a estar ahí, precisamente en limpieza, escombreo, y restitución de los servicios con todas las instituciones de nuestro gobierno”, reiteró la vicepresidenta compañera Rosario.

También presentó los informes de las instituciones. Dijo que “a nivel de Telcor estamos dándole seguimiento a la recuperación de todo el sistema de comunicaciones en todo el país. También en las regiones del Atlántico Norte, en el Caribe Norte, región autónoma, estábamos ya con comunicación a partir de las 7 u 8 de la noche gracias a Dios”.

En el caso de la energía, dijo que “en este momento, según nos informan a las 11:30 de la mañana, 123 mil 981 viviendas, o sea el 10% de las viviendas electrificadas a nivel del país estaban todavía sin suministro, son 46 mil 321 y luego atienden los compañeros de Enatrel la situación de cada uno de los municipios y las comunidades de la siguiente forma: Bilampi, Bonanza, Ayapal, Ayote, Desembocadura, Tasbapuni y Waspam, todavía sin energía. Parcialmente restablecidos: Bluefields, Corn Island, Kukrahill, Laguna de Perlas, Mulukukú y Wiwilí, Siuna, Bilwi, Bocana de Paiwas, Rosita, el Tortuguero. Con energía: La Cruz del Río Grande, Orinoco, Pueblo Nuevo, San Juan de Nicaragua y Wapí”.

Agregó que “entre Matagalpa, Jinotega y Boaco en zonas rurales hay 77 mil 660 viviendas sin energía, donde por crecida de ríos o árboles caídos no se ha podido llegar todavía para restablecerla, pero se está precisamente trabajando en la limpieza para poder pasar, despejando vías o esperando que bajen las aguas en los ríos que están crecidos. También en Juigalpa, donde teníamos problemas de agua potable, por problemas de energía, ya se pasó a pie la brigada de Enatrel, al puente La Lima para después llegar hasta puerto Díaz y ahí está la estación de bombeo, atender y poder restaurar. Más o menos calcula el compañero Salvador, a la 1:30, dos de la tarde, ahorita son la 1:30, luego reparar las uñas rotas puede restablecer el servicio de energía, personal de Enatrel, Disnorte, Dissur, seguimos trabajando”.

En el caso del agua potable, informó que 70 mil familias están todavía sin agua, “pero... eran 82 mil 534 familias a las 9:30 de la mañana, ahora son 70 mil familias, la mayoría de estas afectaciones e interrupción del servicio se debe a fallas de energía y luego a daños en tuberías. También, una vez que se restablezca la energía va a bajar considerablemente el número de hogares sin agua potable en este momento”.

Sobre los puertos, informó que “donde hubo serias afectaciones en el puerto, el muelle de Puerto Cabezas. En estos momentos está totalmente intransitable, pero se va a trabajar lo más rápido que se pueda para poder por lo menos reparar y volverlo capaz de operar para lo que se requiere allá en Bilwi”.

Desde el MTI reportó que “la red vial nacional ha sufrido 28 afectaciones a puentes. 20 fueron atendidos y ya se ha restablecido el paso. Cinco puentes concluyen su proceso de restablecimiento en las próximas 24 horas. Tres fueron destruidos y se trabaja para restablecer el paso en unos días, la próxima semana”.

Tenemos Puerto Viejo, Rosa Grande y Cuisalá, ... los que van a tardar más. Y el río Wawa donde está cortado el paso por la crecida, y será restablecida en unos cuatro o cinco días, se está trabajando rápidamente para atender la vialidad, podernos trasladar por tierra desde el pacífico a Puerto Cabezas, Bilwi”.

Finalmente, informó que ENEL reporta que no sufrieron ningún daño, gracias a Dios, las plantas de generación hidroeléctrica, que están operando sin problemas.