Durante el acto de homenaje al comandante Carlos Fonseca, el presidente Daniel Ortega dijo que “no podemos obviar en este día, de que anoche se conocieron los resultados de las elecciones en los Estados Unidos de Norteamérica. Nosotros somos de principios de que no se puede intervenir por razones de principios, acuerdos firmados por todos los países del mundo incluyendo los Estados Unidos, no se puede intervenir, no se debe intervenir en los asuntos internos de otro país, de otro Estado”.

“Nosotros hemos sido víctimas históricamente, ahí tenemos la historia, víctimas de la intervención de los Estados Unidos. Y bueno, ahí se dio una votación en un país que se polarizó, se polarizó y en un mundo que preocupado por esa polarización y donde finalmente ha resultado ganador el que hoy es presidente electo, el presidente Biden. Y mientras tanto el presidente actual, pues sencillamente dice que no reconoce esos resultados. Bueno, ese es un problema de ellos y no nos vamos a meter a hablar de lo que es la realidad del sistema electoral en los Estados Unidos porque ese es un problema de ellos, que ellos tienen que resolverlo, porque no nos gustaría, ni nos interesaría, como lo hacen constantemente de otros países de Europa, de Estados Unidos y algunos latinoamericanos se atreven a querer a venir a darnos lecciones”, indicó.

“Imagínense una elección como esa aquí en Nicaragua, qué pasaría, estarían pegando gritos en contra nuestra, los europeos, los Estados Unidos, qué barbaridad lo que está pasando en Nicaragua, no reconocemos los resultados, han hecho trampa”, remarcó el presidente Daniel.

En ese sentido dijo: “pues nosotros simplemente reconocemos al que resultó electo y ya nos hemos pronunciado reconociendo al gobierno que fue electo. Y bueno, ya esas contradicciones, esos choques, esa polarización presente ahí donde se acusan de fraude, pero ese es un problema que tendrán que resolverlo ellos, nosotros no nos metemos ahí a opinar ni nos metemos a pedir nada en ningún organismo internacional para que le pongan orden a los Estados Unidos en lo que son sus procesos electorales. No nos metemos en eso, porque no queremos que se metan con nosotros como se han metido en otros momentos, donde incluso son las tropas yanquis, con las tropas yanquis se organizó aquí para 1928 el consejo supremo electoral, el alto mando yanqui en el consejo supremo electoral de Nicaragua. Eso hay que recordárselo porque mucha gente no lo recuerda o no lo ha conocido, las tropas yanquis al frente del consejo supremo electoral, los organismos departamentales electorales, las tropas yanquis, los altos oficiales al frente de los organismos electorales, y liberales y conservadores tranquilamente ahí aceptando porque ellos lo pidieron. O sea los yanquis asumieron esa posición porque se lo pidieron los liberales y los conservadores, que ellos asumieran el conteo de los votos y los yanquis contaron los votos y los yanquis dieron los resultados y que fueron acatados lógicamente por los partidos vendepatrias, peleles como les decía Sandino”.

“Ese tipo de elecciones con las tropas yanquis o con los representantes de la política intervencionista de los Estados Unidos queriendo dirigir las elecciones en Nicaragua, eso no se volverá a repetir, será el pueblo el que decidirá”, afirmó.