El Embajador de la Unión Europea (UE), Pelayo Castro y la Embajadora de España, María del Mar Fernández-Palacios visitaron el municipio de Juigalpa y comunidades de Chontales, con el objetivo de conocer los resultados de la cooperación europea en el sector productivo ganadero y de la seguridad alimentaria y nutricional.

El apoyo de la UE en el sector ganadero beneficia a unos 9,000 pequeños y medianos productores del sector de carne bovina y contribuye al desarrollo de una ganadería más productiva, con mejor aprovechamiento de los recursos y más amigable con el medio ambiente. Un tercio de los productores beneficiarios del proyecto son mujeres, a pesar de que solo el 23% de las mujeres rurales se consideran productores en Nicaragua. Ellas juegan un papel fundamental en la adaptación al cambio climático, la prevención de desastres y la seguridad alimentaria familiar. El proyecto promueve, de forma inclusiva, el acceso de pequeños y medianos productores ganaderos a mejores servicios de innovación tecnológica, sanidad agropecuaria, seguridad alimentaria, trazabilidad bovina y asistencia técnica.

Durante su misión, los embajadores visitaron las nuevas instalaciones del Laboratorio Regional de Diagnóstico Veterinario y Microbiología de Alimentos del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria, el cual ha sido reconstruido, ampliado y dotado de equipos especializados y modernos gracias a la cooperación europea.

El laboratorio sirve a los productores, apoyándoles con análisis referentes a la salud del ganado, además del análisis de la leche y la carne para centros de acopio, mataderos industriales y rastros municipales de los Departamentos de Boaco, Chontales, Rio San Juan y la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur.

Los embajadores también visitaron algunas fincas y conversaron con pequeños productores beneficiarios que están implementando mejoras tecnológicas para incrementar la disponibilidad de alimentos para el ganado, buenas prácticas de salud animal, trazabilidad, mejora genética a través de inseminación artificial y sistemas silvopastoriles.

“Durante nuestra visita a Juigalpa hemos podido comprobar la importancia del nuevo laboratorio para la salud pública y la seguridad alimentaria de productores y consumidores. También hemos aprendido de los desafíos del sector y hemos conversado con pequeños y medianos productores ganaderos beneficiarios. La ganadería es un sector fundamental para el tejido social y económico del país. Gracias a este proyecto, los pequeños y medianos productores acceden a innovación, tecnología y asistencia técnica para avanzar hacia modelos productivos más eficaces, saludables y sostenibles”, dijo Pelayo Castro.

La cooperación europea en este sector asciende a 20,5 millones de euros y está destinada a acciones que se desarrollan en 11 municipios de los departamentos de Chontales (Santo Domingo, La Libertad, Santo tomas, El Coral, Acoyapa y Villa Sandino); Río San Juan (El Almendro) y la Región Autónoma del Caribe Sur (El Ayote, Muelle de los Bueyes, Nueva Guinea y el Rama). Maria del Mar Fernández-Palacios, Embajadora de España en Nicaragua expresó que “a pesar de los múltiples desafíos en términos de distancias, acceso a servicios, y en medio de una pandemia, los productores agropecuarios siguen siendo la principal fuente de alimentos del país, y las actividades que desarrollan estos productores dispuestos a innovar y a compartir su conocimiento con otros productores, es la base para la sostenibilidad de las acciones promovidas a través de nuestra cooperación. Desde AECID seguirem