El Señor Alexander Avdeev, Embajador de la Federación Rusa ante la Santa Sede y el Compañero Francisco Javier Bautista Lara, Embajador de Nicaragua, sostuvieron una cordial conversación sobre la Amistad y Cooperación entre ambos Pueblos y Gobiernos.

El Diplomático ruso expresó su afecto por Nicaragua, Pueblo Tropical y Solidario, y los mejores deseos de prosperidad para sus autoridades y ciudadanos. Los Embajadores comentaron sus coincidencias con el mensaje del Papa Francisco sobre la necesidad de trabajar por una Paz duradera y fortalecer la convivencia Solidaria en el concierto de las Naciones del Mundo para atender las amenazas comunes. Se refirieron al informe sobre la situación humanitaria de Siria presentado por la Secretaría de Estado y el Nuncio Apostólico el 15 de Octubre, donde reconoce que: “es imperativo idear soluciones adecuadas y de largo alcance capaces de permitir que el querido pueblo sirio, agotado por la guerra, recupere la Paz y comience la reconstrucción del País”.

Finalmente, reflexionaron sobre los vínculos históricos de ambas naciones con la Santa Sede. Mientras Nicaragua formalizó relaciones Diplomáticas en 1908, el contacto entre el Vaticano y Rusia data del siglo XV, la primera representación fue establecida a inicio del siglo XIX, y los vínculos formales entre la Unión Soviética y la autoridad Católica en 1990, y al año siguiente, desde la Federación Rusa (de mayoría ortodoxa), se abrió una nueva etapa histórica.

Roma, Martes 27 de Octubre de 2020.