Este 3 de septiembre, nivel nacional, inició el certamen con el lema Construyendo la Excelencia de los Aprendizaje en la Ambientación de Bienestar Físico y Emocional”, anunció la profesora Aurora García, asesora pedagógica departamental de Managua, del Ministerio de Educación.

Estamos trabajando en las escuelas normales con los estudiantes de formación inicial educativas de las escuelas normales y estamos trabajando, en el caso de Managua, participan 37 estudiantes en el certamen”, dijo la docente.

Agrego, “en ese sentido, pues estamos trabajando y se están aplicando pruebas: la primera es psicopedagógica para ver la parte emocional y la práctica de los valores y luego estamos trabajando pruebas escritas de lengua y literatura, matemáticas, ciencias naturales y estudios sociales. Toda la parte formativa con 40 puntos y la parte específica de la asignatura, con 60 puntos”.

Señaló que los alumnos, previamente, estuvieron preparados y se les orientó a los directores la preparación y luego la selección, “ya vienen (los alumnos) seleccionados con todos los requerimientos, según normativa. En este evento nos apegamos a la normativa, los criterios que exige de manera precisa y esperamos que podamos obtener los seis lugares”.

Dijo que el certamen a nivel de escuelas normales son dos fases: a nivel de escuelas normales y después a nivel nacional.

Aclaró que en la etapa de centros a nivel de escuelas normales, “es la única etapa que hacemos en esta área, luego ya pues, a nivel nacional”.

Esperamos que los muchachos muestren su capacidad y competencia en el área científica y el área metodológica y didáctica, propia de la modalidad de las escuelas normales; son nuestros relevos generacionales y por ende buscamos calidad y calidez”, enfatizó la docente García.

Selección de estudiantes finalistas

La profesora Patricia Vanegas, directora general de la Escuela Normal Alesio Blandón Juárez, dio a conocer el proceso de formación de los estudiantes de ese centro y la selección de los finalistas para el certamen.

Nuestros estudiantes finalistas en todo el proceso de formación desde primer año, en el desarrollo de cada una de las  disciplinas con sus didácticas, también nosotros dentro de sus horarios tenemos lo que son los talleres específicos para retroalimentar todas aquellas debilidades y volverlas fortalezas, en todo el año. Específicamente nosotros, ahorita en tercer año, hicimos un proceso de realizarles un examen de matemáticas y de lengua y literatura, cada mes”, detalló.

Refirió que antes de este certamen; antes de que se fueran a la práctica el 7 de agosto, “nosotros les hicimos las seis pruebas a nivel de escuela para identificar las debilidades y que en este examen, ellos, lógicamente vinieran con las competencias requeridas para su formación”.

Explicó que la orientación para la selección de los certámenes de Formación Inicial Docente es que tienen que ser los alumnos de tercer año del curso regular.

Nuestro modelo nos permite que todos participen, a todos se les aplica las cinco pruebas; también dentro de los requerimientos y los criterios para evaluarlos, ellos tienen una hoja de vida y dentro de la hoja de vida va la certificación de la escuela normal, donde establece uno de los criterios fundamentales de que la excelencia académica de 90 a 100 (puntos), desde primer año hasta tercer año, más la validación de la conducta”, manifestó.