Una joven de 22 años, sorda de nacimiento y que padece graves dificultades para hablar, es la propietaria de la vivienda digna número 304 que construyó el Gobierno Sandinista con el apoyo del hermano pueblo de Taiwán que sigue respaldando los programas sociales que promueve el Comandante Presidente Daniel Ortega Saavedra y la vicepresidenta Compañera Rosario Murillo.

Esta nueva vivienda se construyó en la comarca Jocote Dulce en el anexo Sergio Tercero, donde habita la joven María Nayeli Rodríguez, madre de dos hermosas niñas que a pesar de su discapacidad lucha todos los días para sacar a su familia adelante.

Fue una tarde llena de bendiciones en esta comunidad ubicado en la parte sur del Distrito Uno de Managua, donde ya se han entregado una docena de viviendas dignas que han llevado mejores condiciones a las familias, como es el caso de esta joven sordomuda que hace un par de semana su humilde vivienda fue devorada por un incendio.

El equipo político social del FSLN en la comunidad inmediatamente expuso la dramática situación de María Nelly, a quien rápidamente se le dio respuesta con esta hermosa vivienda, que considera un hermoso regalo en este Julio Victorioso.

El embajador de Taiwán Jaime Chin-Mu Wu junto a su esposa, el vicealcalde de Managua Enrique Armas y los vecinos de María Nayeli, participaron del festejo y alegría que significa tener un techo digno en el que pueda vivir segura con sus dos hijas.

Damos las gracias al gobierno, a la alcaldía porque nunca dejan al pueblo solo, siempre están apoyando a la comunidad. Recuerdo que lloré mucho cuando mi casita se me quemó, quedó destrozada y ahora gracias porque nunca me dejaron sola, siempre me apoyaron, estoy muy feliz por tener esta casa”, dijo María Nayeli con la ayuda de una prima que interpreta el lenguaje de señas.

Esta vivienda significa para esta joven con discapacidad un nuevo comienzo, que está segura que saldrá adelante.

Mi casa estaba fregadita, el techo tenía hoyos por donde se pasaba la lluvia y se me mojaba todas las cosas, eso ahora es cosa del pasado”, manifestó María Nayeli.

Nos sentimos muy contentos que una familia que vivía en condiciones tan difíciles, tan deterioradas, pero ahora ya tiene su casita digna gracias al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, la alcaldía junto con la solidaridad de Taiwán podemos ayudar a mejorar las condiciones por eso nos sentimos satisfechos”, dijo Chin-Mu Wu.

Es una gran alegría de la alcaldía, de toda la comunidad estar entregando a doña María esta vivienda gracias a esa solidaridad del pueblo de Taiwán, gracias a esas instrucciones que siempre da el comandante Daniel y la compañera Rosario, y gracias al esfuerzo de los trabajadores de la alcaldía”, mencionó Armas.

La alcaldía junto con los equipos políticos del FSLN en las comunidades y barrios siempre está pendiente de aquellas familias que requieren de una vivienda digna.

casa

casa

casa

casa

casa