Marvin Altamirano, presidente de la Federación de Transporte de Carga Internacional, informó que el bloqueo que el gobierno de Costa Rica mantuvo durante 25 días al transporte de carga centroamericano ocasionó pérdidas económicas que rondan los 160 millones de dólares.

En una entrevista en el destacado programa Revista En Vivo, Altamirano expuso que la principal razón del gobierno tico para cerrar la frontera no fue debido a la Covid‑19, sino para ejecutar un saqueo económico y de esta manera sacar al transporte de carga internacional centroamericano de Costa Rica.

Estos cobros de Peñas Blancas a Costa Rica a dejar la mercancía eran mucho mayores que el valor cobrado de Managua hasta San José, entonces por eso es que en algunas ocasiones nosotros decíamos que era un saqueo económico. Nosotros decíamos que era un saqueo, pero en el fondo el sector lo que pudo percibir es que Costa Rica quería sacar a los centroamericanos de Costa Rica, que nadie llegara y que ellos iban a traer todas las mercancías de Costa Rica para Centroamérica y ellos iban a llevar todas las mercancías de Centroamérica para Costa Rica, explicó Altamirano.

Si ellos nos limitan a nosotros como centroamericanos ingresar a Costa Rica, están cerrando la frontera. Aquí no tenés que estar jugando ni estar diciendo que no cerró la frontera porque eso es una payasada o una burla para toda Centroamérica, denunció el dirigente de la federación de transporte de carga internacional.

El pasado domingo, tras un acuerdo centroamericano, los 2 mil 500 camiones varados en Peñas Blancas reanudaron su viaje hacia Costa Rica, pero el daño económico se calcula en casi 160 millones de dólares.

Nosotros como sector, el sector transporte hizo la cuenta y solo de transporte si nosotros hubiéramos trabajado normal con esos 2 mil 500 camiones en la frontera, estamos hablando de 50 millones de dólares que hubieran ingresado a los gobiernos centroamericanos por conceptos de servicios de transporte. Y estábamos hablando de unos 100 millones de dólares de mercancías que no ingresaron a los territorios centroamericanos, porque el movimiento promedio eran 5 millones de dólares por día. Cuando hablamos de 25 días, estamos hablando de 125 millones y nosotros perdíamos 2 millones y medio diario, estamos hablando de 50, 60 millones de dólares. Eso significó una pérdida de 150 millones de dólares, 160 millones de dólares, que yo no creo que la respuesta o la forma por la que Costa Rica insiste en aplicar va a resolver el problema del coronavirus”, detalló Altamirano.