El mundo entero ha estado a la expectativa del proyecto del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua que impulsa el Gobierno Sandinista, fue lo que indicó el doctor Francisco Mayorga, Representante de Nicaragua ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El especialista en finanzas internacionales, destacó que el mundo entero sigue de cerca el desarrollo de este megaproyecto debido a que hay una necesidad imperante y conjunta en el punto de paso entre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico.

“Realmente existe esta necesidad, y los grandes barcos necesitan de este punto de paso ancho y rápido, para poder satisfacer las necesidades del comercio entre Asia, el Este de Estados Unidos y en Sudamérica”, indicó.

A través de una entrevista en Multinoticias en Canal 4, Mayorga explicó que esta es una obra que en términos de inversión va a significar el progreso de toda la región, y la posibilidad de una ruta de comercio que prestará todas las condiciones para las exportaciones de todos los países del mundo.

“El Canal había sido estudiado en el siglo XIX, y hubo un estudio general que hicieron los franceses, hubo un estudio general que hizo el Ejército de los Estados Unidos, y en los años ochentas los japoneses hicieron un estudio de prefactibilidad y valoraron que sí era factible”, refirió el experto.

Asimismo, el economista detalló que hace dos años fue acompañado del Vicecanciller de Relaciones Exteriores, Manuel Coronel Kautz, a Europa, donde pudieron conversar con los grandes expertos del mundo en materia de Transporte Naval, Puertos y Comercio Marítimo, y donde se ratificó que Nicaragua era la ruta más viable para emprender un proyecto de esta magnitud.

“En el mundo los grandes proyectos de inversión e infraestructura se están haciendo sobre la base de alianzas público-privadas; el capital privado se alía con el Estado para realizar una inversión, así que esta tiene que ser una propuesta de alianza entre los inversionistas que pondrán en marcha este proyecto, y nosotros que tenemos el agua y el punto de paso”, expresó.

Mayorga manifestó que “el Gran Canal Interoceánico será el mejor negocio que el pueblo de Nicaragua podrá tener a lo largo de su historia”, teniendo un impacto realmente importante en la capacidad de producción y sobre todo el progreso directo de las familias más humildes y de la clase media, con la generación de empleos, construcción de edificios, carreteras, generación de energía eléctrica, hospitales y escuelas.