Bajo el lema “Yo amo las tortugas marinas”, se llevó a cabo la liberación de tortuguillos en el Refugio de Vida Silvestre Río Escalante-Chacocente de Santa Teresa, Carazo.

La actividad se realizó en este refugio con mucha alegría y amor hacia la naturaleza y sus seres vivos, en donde se liberó a 143 tortuguillos de Paslama, que tuvieron un periodo de incubación de 45 días; durante el mes de marzo se incubaron 18 mil tortuguillos.

Dicha actividad se realizó con el objetivo de ayudar en la preservación de la especie, puesto que se encuentra en peligro de extinción debido al contrabando de huevos de paslama para su comercialización.

A nivel mundial solo hay 7 especies de tortugas marinas, de las cuales 4 arriban en las playas de Nicaragua en cantidades considerables.

Por su parte la compañera Dinora Chamorro, Representante del MARENA, expresó estar agradecida con el Movimiento Ambientalista Guarbarranco por el trabajo que han realizado; mismo que aporta al cuido y preservación de nuestro Medio Ambiente.

En Nicaragua existe una diversidad de especies que conforman la fauna y los ecosistemas terrestres y acuáticos del país; actualmente en este refugio cuenta con una extensión de 4,645.4 hectáreas.

Este evento fue organizado y respaldado por el Movimiento Ambientalista Guardabarranco y el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), al que asistieron niños, jóvenes y adultos quienes fueron los principales protagonistas.