De vuelta a casa

Poema Alba Azucena Torres

 

Tal vez haya sido porque nos alejamos mucho de casa

de tu casa, de mi casa, de la casa del Señor

Porque dejamos de vernos a los ojos, porque olvidamos el rostro de los padres

Y de los hijos, por que perdimos la ruta del vuelo de los pájaros y perdimos su horizonte.

Y olvidamos los colores.

Y ya nada importaba: La casa, tus brazos, tus besos, las palabras.

Como duele ahora volver a conocernos, abrazarte en la muchedumbre

Reconocer tu rostro, tu rostro amado.

No me conozco y no te conozco

Ahora que es mío el día y la noche,

Y tímidamente me asomo al cristal impenetrable del espejo

Y no sé qué hacer.

Como cumplir el evangelio de Mateo

 “Quiere a tu prójimo, como a ti mismo”

Como volver a sentir este frágil aire azul y transparente

Como aprender a escuchar el susurro del mar,

Y el trinar de un ruiseñor…

Aprender a besarte como la primera vez, después de ser arrojados del Paraíso.

Perdonar y perdonarme.

Busco mi dogma, mi convicción mi Fe.

Vuelva la fe.

Solo entonces un pájaro con alas de murciélago

Vendrá de la noche oscura del alma

Y se llevara el virus de la maldad del odio y la blasfemia

Y vendrá el amor

Y entrara a la casa de Dios

Que somos Tú

Que somos todos.

 

Alba Azucena

Moscú 30 de marzo, (inicio de la cuarentena)

 (Alba Azucena Torres. Embajadora, poeta, miembro de la Asociación Nicaragüense de Escritoras (ANIDE), de la Unión de Escritores de Rusia, y de la Academia de Literatura de La Federación de Rusia).