El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el pasado lunes que el freno completo de la economía a causa del Covid-19 podría ser un golpe devastador para su país.

Afirmó que Estados Unidos “no está hecho para permanecer cerrado”.

“Nuestra gente es vigorosa y no quiere estar encerrada en una casa o un apartamento. Dije que no quiero que la cura sea peor que el problema en sí mismo. Puedes destruir un país cerrándolo de esa manera. Tres semanas atrás teníamos la mejor economía en la historia del país, y de pronto tenemos que apagar todo”.

“Nuestro pueblo quiere volver a trabajar. Practicarán la distancia social y todo lo demás, y los mayores van a ser cuidados de manera protectora y con amor. Podemos hacer las dos cosas juntos. ¡La cura no puede ser peor (por lejos) que la enfermedad! El Congreso debe actuar ya. ¡Volveremos más fuertes!", señaló el jefe de estado por medio de un mensaje en su cuenta de Twitter.

“El Congreso debe aprobar el acuerdo, sin todas esas tonterías, hoy. Cuanto más tarde, más difícil será poner en marcha nuestra economía. ¡Nuestros trabajadores saldrán heridos!”, advirtió Trump.

En una entrevista concedida a FoxNews el presidente Trump dijo que las empresas son empleadoras de miles y miles de personas, y pagan muy bien y el gobierno quiere proteger trabajadores, “los trabajadores primero”.

¿Por qué cree Trump que no hay que parar la economía mientras se enfrenta al coronavirus? Aquí la explicación:

  • "...estos expertos vinieron y me dijeron que íbamos a tener que cerrar el país. Yo les dije que nunca habíamos hecho algo así antes. ¿Vamos a tomar a este país con pleno empleo y vamos a cerrarlo, para que la gente termine en bancarrota y sin trabajo? Hemos tenido gripes antes, virus. Les di dos semanas, que se cumplen el lunes o el martes, y entonces evaluaremos si necesitan un poco más de tiempo, pero tenemos que abrir el país”.
  • “Van a morir más personas si permitimos que esto continúe. Vamos a perder más gente si hay una gran recesión o una depresión. Habrá miles de suicidios. Van a suceder todo tipo de cosas. No se puede venir a decir que hay que cerrar a los Estados Unidos, el país más exitoso del mundo por mucho. Están hablando de una caída de 25 puntos del PIB. Un punto ya sería una gran cosa”.
  • “Había teorías de que íbamos a estar apagados por cuatro o cinco meses, pero eso no se puede, destruiríamos al país. Vamos a estar abriendo relativamente rápido. Van a ser un poco más de dos semanas, pero me encantaría que el país esté abierto para pascuas (12 de abril). Es un día importante por otras razones, pero haré que sea importante por esto también”.
  • “Nuestro país no está hecho para permanecer cerrado. Nuestra gente es vigorosa y no quiere estar encerrada en una casa o un apartamento. Dije que no quiero que la cura sea peor que el problema en sí mismo. Puedes destruir un país cerrándolo de esa manera. Tres semanas atrás teníamos la mejor economía en la historia del país, y de pronto tenemos que apagar todo”.
  • “Hay que tomar una decisión. Perdemos miles y miles de personas todos los años por la gripe, pero no apagamos el país por eso. En promedio mueren 37.000 personas al años. ¿Pueden creerlo? Perdemos muchas más personas por accidentes de tránsito, pero no llamamos a las compañías a decirles que dejen de hacer autos por eso. Tenemos que volver a trabajar”.
    —“Podemos distanciarnos socialmente e ir al trabajo. Podemos limpiarnos las manos cinco veces más de lo que lo hacemos habitualmente. No hay que darle más la mano a la gente, lo cual puede ser positivo, aunque sea un poco más frío”.
  • “Las empresas son empleadoras de miles y miles de personas, y pagan muy bien. Queremos proteger a nuestros trabajadores. Los trabajadores primero. Pero hay que proteger a compañías como Boeing, que tuvo un muy mal año. No podemos perderla. Cuanto más rápido volvamos, mejor vamos a estar”.

 

Afirmó que se alegraría viendo los negocios abrirse para la Pascua, que este año se celebra el 12 de abril.

Casos positivos de Covid-19 no han aumentado en Nicaragua

Me encantaría que el país esté abierto para pascuas (12 de abril). Es un día importante por otras razones, pero haré que sea importante por esto también”, afirmó.

En tanto, una publicación del diario The Washington Post el pasado 21 de marzo consideraba que la crisis económica asociada al Covid-19, por la que ya han perdido su trabajo varios millones de trabajadores en Estados Unidos, ha superado los esfuerzos del Gobierno para afrontar la situación, un desempleo "sin precedentes" cobra fuerza cada día con el cierre de establecimientos como restaurantes, cines u oficinas y "ya está claro que el declive económico inicial será más agudo y doloroso que durante la crisis financiera de 2008”.

Actualmente, Estados Unidos es el tercer país más afectado a nivel mundial por el mortífero brote del nuevo coronavirus, solo por detrás de China e Italia.