Nicaragua cumple con las guías y ha estado arduamente preparando los servicios de salud, fortaleciendo la vigilancia epidemiológica y laboratorios para la realización de pruebas.

Así lo afirmó este viernes Ana Solís-Ortega Treasure, representante en Nicaragua de la OMS/OPS, durante una entrevista en el programa 15 minutos de Viva Nicaragua Canal 13.

Además, refirió que ha sido testigo de cómo los centros y puestos de salud han venido trabajando con la red comunitaria para identificar posibles casos.

Nicaragua desde que se anunció la emergencia sanitaria de importancia internacional organizó un comité intersectorial, estuvo viendo la epidemiología en las entradas (al país), haciendo un seguimiento claro a quien llegaba, ha estado haciendo el monitoreo y hemos visto recientemente cuando salió el primer caso que rápidamente se cumplieron los protocolos y se anunció el primer caso en el país”, explicó.

Modelo familiar y comunitario

Valoró el modelo de atención familiar y comunitaria “que permite estar bien involucrado en lo que pasa en la comunidad”.

Esto permite hacer pesquisas e identificar la ocurrencia de alguna enfermedad respiratoria grave que se pueda captar.

Y esto lo hemos visto en nuestro recorrido, que los funcionarios de salud, los jóvenes a veces que están en servicio social, están muy claros en lo que debe hacerse en la búsqueda que deben ir teniendo a nivel de la comunidad, en cuanto a las personas que puedan estar con problemas respiratorios”, expresó.

Y hemos visto cómo hay un gran esfuerzo para reordenar la estructura hospitalaria que pueda responder dentro del contexto nicaragüense, porque todos los contextos de respuesta, responde a las mismas infraestructuras que tenga cada país”, añadió.

Del mismo modo destacó el nivel de preparación y capacitación del recurso humano, para que pueda responder en la medida de la información que se tiene a la mano.

Vacuna

Solís-Ortega, recordó que hay más de 20 protocolos que se han registrado para trabajar en una vacuna.

Actualmente, aclaró, se está lejos de tener una vacuna aprobada, sin embargo, hay buenos científicos de muy buenos laboratorios trabajando en esto.

Nosotros confiamos que va a ser rápido, este virus por muy nuevo que sea, y por lo difícil que no tenemos la información, se ha trabajado bastante rápido”, mencionó.

Papel ciudadano

Refirió que una vez que el virus ha ingresado al país es momento que los ciudadanos jueguen su papel acatando las recomendaciones emitidas por las fuentes oficiales.

En tal sentido recordó que las autoridades siguen haciendo lo que tienen que hacer preparando los servicios de salud.

El ciudadano ahora tiene que hacer su parte. ¿Qué es su parte? La higiene, lavarse las manos, lavarse las manos siempre, no andar por allí tocando superficies y si toca superficies lavarse las manos. Si estamos enfermos tenemos que mantenernos lejos, un metro de distancia de aquellos con los que estamos, aquellos con los que convivimos para evitar enfermarnos”, señaló.

De presentar síntomas, refirió que es vital no automedicarse y al contrario, visitar el centro de salud más cercano.

Buscar información oficial

Reiteró que esta pandemia toma al mundo en una época de redes sociales, donde se encuentra mucha información real, también falsa.

Al respecto comentó que las fuentes confiables se encuentran en las páginas del ministerio de salud y de la OMS y la OPS, además de las redes sociales de ambas instituciones.

Creo que debemos bajar la ansiedad y a veces, eso que le llaman el fake news, debemos ser responsables, los adultos sobre todo y no estar reenviando a través de redes sociales información que no sea del Ministerio de Salud o la OMS”.

La representante de la OMS/OPS explicó que se han definido cuatro escenarios clave, el primero cuando no hay casos, el segundo cuando hay un caso importado cuando se deben revisar los contactos que ha tenido.

Cuatro fases

El tercer escenario donde hay conglomerado de casos y el cuarto cuando hay una transmisión comunitaria sostenida.

Las recomendaciones a los países son de elaborar un plan de respuesta en cada país, para que tomen medidas en dependencia a los Estados en que se encuentran.

Se han elaborado guías, protocolos de cómo se debe trabajar en comunidades, en empresas, para el acondicionamiento de centros y puestos de salud, además de la comunicación de riesgo que debe darse en este tipo de enfermedad.

Al mismo tiempo, han entrenado a personal de laboratorio para que se puedan elaborar pruebas, se han proporcionado kits y reactivos para que puedan elaborarse las pruebas y determinar de manera efectiva que se encuentra frente a un caso de Covid-19.