La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, expresó en nombre del pueblo y Gobierno de Nicaragua, cariño y solidaridad con las familias de Tennessee, Nashville y otras comunidades en esa región de Estados Unidos, donde se produjo un tornado que ha dejado al menos 22 personas fallecidas, heridos y daños materiales y donde las comunidades y gobiernos locales han abierto refugios para acoger a las personas cuyas viviendas fueron arrasadas.

“Queremos decirles que, como hermanos, desde la fraternidad de seres humanos, y desde la fraternidad cristiana los saludamos y enviamos todo el cariño, el cariño del pueblo y de las familias nicaragüense que se expresa siempre en la alegría y en el desafío en la dificultad, somos un pueblo de cariño y un pueblo de Dios. Todos los pueblos son pueblos de Dios. Por eso desde nuestra fe cristiana, y desde nuestra condición fraternal saludamos a todas estas familias que están sufriendo”, subrayó la compañera vicepresidenta de Nicaragua.

“Sabemos que se está haciendo desde todos los programas gubernamentales, lo que se puede y debe hacer en momentos trágicos como este. Siempre unidos como hermanos en el Señor, saludos, abrazos, solidaridad”, finalizó.

.