Al conmemorarse 86 años del Paso a la Inmor-talidad del General Augusto C. Sandino, la Embajada de Nicaragua en Perú, recibió en su Sede Diplomática a los Niños y Niñas en situación de vulnerabilidad, del Programa “Casitas”, ubicado en las zonas altas de los cerros El Agustino, quienes visitaron la exposición de “Tablas de Sarhua de Ever Arráscue en homenaje a la Revolución Sandinista”.

La Embajadora Marcela Pérez Silva se reunió con sus Jóvenes invitados y les habló del General de Hombres y Mujeres Libres, de su Heroica resistencia frente al Ejército de ocupación, y su lucha en favor de los desposeídos de su País. Les hizo una visita guiada de la muestra pictórica que recoge los principales hitos de la “Revolución de los Poetas”; como fue la Cruzada Nacional de Alfabetización y la participación de las Mujeres Sandinistas en la lucha contra la Dictadura de Somoza, y su liderazgo en la construcción de la paz y la justicia para todos y todas.

Las tablas de Sarhua forman parte de una tradición andina, son vigas de madera decoradas que perpetúan la memoria comunitaria y retratan a los miembros de cada Familia.

Aprovechando el original formato utilizado por el Maestro Ever Arráscue, se habló de la importancia de honrar la pertenencia a una Comunidad, de los distintos tipos de Familia que brindan Amor y Protección a sus miembros, y de la Identidad Regional que Sandino definía como “Nacionalidad Latinoamericana”.

La Actividad tuvo especial relevancia, ya que los niños que atiende la Organización “Encuentros”, del Servicio Jesuita de solidaridad, en su mayoría provenían de Familias migrantes, sea del interior del Perú que de Venezuela.

El Maestro Ever Arráscue dictó a los visitantes un Taller de Iniciación en el Arte, partiendo de las bases de la Teoría del Color, el uso de los pinceles, la paleta y la Técnica Pictórica.

Niñas y niños fueron invitados a crear sus propias tablas de Sarhua que, siguiendo el ejemplo del Patriota de Nicaragua se fueron llenando de banderas, retratos de Héroes y dulces evocaciones del terruño y el hogar de cada uno.

Los visitantes estuvieron felices, degustaron Rosquillas, Trocantes y Leche Burras de Nicaragua, tomaron refresco de Cacao y lucieron orgullosos sus pañoletas Rojinegras y sombreros como el de Sandino. Prometieron regresar para celebrar La Purísima con sus nuevos amigos nicara-güenses y peruanos.

niños-peru-homenaje-sandino

niños-peru-homenaje-sandino

niños-peru-homenaje-sandino

niños-peru-homenaje-sandino