Familias del barrio Linda Vista Sur recibieron este fin de semana al personal médico del centro de salud Francisco Morazán, con quienes inspeccionaron las viviendas a fin de constatar la higiene en los recipientes de agua y descartar posibles criaderos de mosquitos, acciones directas que garantizan salud y bienestar a la comunidad.

La doctora Ericka Chavarría, responsable de vigilancia epidemiológica de la unidad de salud, manifestó que lo más importante es crear conciencia en la población acerca de la eliminación de todos aquellos utensilios viejos que pueden convertirse en potenciales focos de enfermedades.

La especialista les recordó a las familias lavar los barriles y piletas, limpiar los jardines, permitir la fumigación y aplicación de BTI, de tal manera que no se creen las condiciones para que los mosquitos se reproduzcan y ocasionen dengue, zika y chikungunya.

Pobladoras como Gilma Núñez, expresaron que la prevención de las enfermedades es el mejor mecanismo para tener una visa saludable, lo que debe acompañarse de la limpieza y sobre todo de la responsabilidad comunitaria, evitando la acumulación de la basura en las calles y las charcas.