Cascada Blanca; destino místico en las montañas de Matagalpa

Cuenta la leyenda que se escucha entre la espesa vegetación de las montañas de Matagalpa, el eco que canta sobre un amor prohibido entre Yasica y Yaguare, dos hermanos miembros de una mismo tribu indígena que emprendieron un amor prohibido.

El propietario del Salto Santa Emilia — mejor conocida como Cascada Blanca — Víctor Veizaga, cuenta que el chorro espeso y que inspira tanta paz, es producto del sacrificio de estos dos amantes que prefirieron partir del mundo fundidos en un solo ser para toda la eternidad.


Visite nuestra web: http://www.el19digital.com