La vacunación voluntaria contra el Covid 19 en Nicaragua se amplió este miércoles en Managua a pacientes con cardiopatías y otras enfermedades crónicas.

Al Centro Familiar y Comunitario Elena del Carmen Lau de Managua acudieron más de 100 pacientes que aceptaron ser parte de este nuevo grupo que inicia el proceso de inmunización.

Mercedes Zamora expresó sentirse contenta por vacunarse pues su estado de salud es delicado y ahora tendrá que preocuparse menos por la amenaza que representa el virus.

VACUNA

"Me siento alegre porque tengo miles de enfermedades y son crónicas entonces me siento muy feliz porque así no me va a agarrar tan de lleno si es que me llega a dar el Covid", comentó tras recibir su primera dosis.

El joven Roger Fuentes con afectaciones crónicas a su corazón, agradeció la prioridad que ha dado el Gobierno sandinista a los sectores más vulnerables en temas de salud.

"Primeramente, dándole las gracias a Dios y a nuestro Presidente de hacer posible ese oso voluntario de inmunizarnos y en los próximos días recibir la próxima dosis. De hecho que Dios los ha dejado la ciencia y gracias a ellos nosotros nos sentimos seguros ya desde la primera dosis", expresó. 

VACUNA

La doctora Zoyla Canales, directora del Centro de Salud Altagracia, explicó que este grupo es vacunado gracias a la voluntad política del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, para dar protección a pacientes vulnerables.

"Estos pacientes son admitidos en nuestros centros de salud que llevan un control en nuestros centros, están en una base donde se encuentran todos los pacientes con enfermedades crónicas y fueron citados el día de hoy", indicó.

Canales explicó que estos pacientes fueron captados a través del modelo de salud familiar y comunitario, a través del cual se visitan casa a casa y se mantiene un control sobre sus enfermedades.

VACUNA