Opinión

Gana la paz, pierde el odio

Gana la paz, pierde el odio

El Sandinismo democrático se movilizó. Y quienes votaron, por una u otra bandera, así lo decidieron. Es lo que cuenta. Así funciona esta Democracia en construcción.


Partidos de bolsillo contra un pueblo que rechaza Nica Act

Partidos de bolsillo contra un pueblo que rechaza Nica Act

El nicaragüense no es un pueblo callado. Su idioma no es el temor. Territorio de creyentes, poetas y volcanes, la palabra es fuego: no es una sociedad fría. Es cálida, amable. Gente de fe. De ahí saca sus fuerzas ante las vicisitudes.