Al menos cinco víctimas mortales se registraron este viernes en Estados Unidos (EE.UU.) tras el paso de varios tornados que volvieron a azotar al estado de Oklahoma, al sur del país.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que un tornado “extremadamente peligroso” se encontraba cerca de una ciudad de Misuri (centro-oeste). Colene McEntee, coordinadora de la Unidad de emergencias del condado de Saint Charles en esa ciudad, informó que el tornado se estaba moviendo al este a unas 50 millas por hora, un poco más de 80 kilómetros.

Los tornados pasaron por la ciudad de Oklahoma (sur) dejando un saldo de cinco víctimas fatales, incluyendo a una madre y su bebé cuyo vehículo se accidentó en una importante arteria vial de esa ciudad, informó Betsy Randolph, portavoz del sistema de autopistas de Oklahoma.

La portavoz agregó que numerosas personas resultaron heridas en choques y accidentes automovilísticos, en las carreteras afectadas por los tornados, así como también varios vehículos, entre ellos camiones de carga y sus respectivos remolques, se volcaron debido a la fuerza de los vientos.

Varios automóviles se encontraban varados en el tráfico en vialidades de Oklahoma City, por lo que la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, llamó a la Guardia Nacional y al personal de la Oficina de Emergencias estatal para pedir a las personas que salieran de sus autos y llevarlos a un refugio.

La gobernadora del estado, Mary Fallin, se declaró profundamente preocupada por el hecho de que se repita de nuevo una tragedia como ocurrió el pasado 20 de mayo en un suburbio de Oklahoma, que dejó 24 muertos, 377 heridos y al menos 33 mil personas afectadas.

"Estoy aquí frente al Capitolio y esta granizando, y hay fuertes vientos y precipitaciones. Las sirenas de alerta por tornados han sonado en repetidas ocasiones", manifestó Fallin.

La oficina forense de Oklahoma confirmó el balance de los fallecidos, aunque dijo que no tenía mayores detalles sobre las víctimas. Por su parte, Brooke Cayot, del Hospital Integris Canadian Valley mencionó que de las personas que son atendidas en ese centro asistencial, al menos dos personas fallecieron y otros 14 resultaron heridas, de las cuales tres se encuentran en estado crítico.

Este viernes, horas antes de los tornados, los servicios meteorológicos habían emitido una alerta en el estado de Oklahoma, que levantaron entrada la noche, sin embargo se mantuvo la alarma por las posibles inundaciones y los fuertes vientos.

Consecuencias del alerta
El aeropuerto internacional Will Rogers en Oklahoma fue evacuado por la advertencia del tornado y los viajeros tuvieron que refugiarse en el sótano del recinto. Los vuelos entrantes y salientes tuvieron que ser cancelados.

Más de 170 mil personas se quedaron sin servicio de electricidad en la zona metropolitana de Oklahoma, donde viven 1,3 millones de personas.

El Servicio Nacional de Meteorología recomendó a las personas que se mantengan protegidas y alejadas de las carreteras.

Oklahoma está dentro del llamado "Corredor de Tornados", una zona particularmente vulnerable a estos fenómenos. Los estados con mayor número de tornados de carácter fuerte son, de sur a norte, Texas, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Kentucky, Iowa, Minnesota, Dakota del Sur y Dakota del Norte.