Un joven de 17 años, identificado solamente con las iniciales JRPG, fue señalado por la Policía Nacional como el autor del homicidio contra Róger Alberto Sobalbarro Montiel, funcionario del Banco Central de Nicaragua (BCN), quien fuera encontrado degollado el pasado 26 de mayo en su casa de habitación, ubicada en el sector de Altamira.

El crimen, ocurrido el pasado domingo 26 de mayo, tuvo como móvil el robo, señala el peritaje efectuado por los expertos policiales, informó durante una conferencia de prensa la tarde de este viernes el Comisionado Félix Villareal, Jefe del Departamento de Homicidios la Policía Nacional (PN).

Sobalvarro y el joven, junto a dos personas no implicadas, según la PN, ingirieron licor en un bar desde en horas de la tarde. Posteriormente, el grupo se dirigió al domicilio de Sobalvarro, donde permanecieron hasta que el hoy occiso quedara a solas con el presunto autor del asesinato.

En completo estado de ebriedad, Sobalvarro se rindió ante el sueño, situación que aprovechó JRPG para asestar 6 cortes mortales en su víctima, 5 en el cuello y una en el pecho. El ataque produjo la muerte instantánea del occiso, relató Villarreal.

El victimario sustrajo un televisor plasma de 40 pulgadas y se dio a la fuga en una camioneta marca Toyota, modelo Land Cruiser Prado, placa GR8314. Ambos bienes eran propiedad de la víctima.

Posteriormente, JRPG se dirigió hasta el Municipio de Ciudad Sandino donde trató de vender el televisor por 3,500 córdobas. La falta de pericia en la conducción del vehículo fue lo que delató al hechor, agrega el reporte policial.

Las malas maniobras y el estado de ebriedad en el que se encontraba el presunto autor de los hechos, llevaron finalmente a volcarse en un cauce, donde fue abandonado el vehículo junto a un teléfono celular.

Miembros de la Policía Nacional, al encontrar la camioneta, procedieron a buscar a su dueño, topándose con el cuadro sangriento.

Villareal anunció que la Fiscalía prepara los medios para presentar la acusación ante el juzgado de adolescentes, apoyado en un sinnúmero de pruebas, entre las que figuran declaraciones de testigos y el arma con la que se privó de la vida al hombre de 50 años. Actualmente, el menor se encuentra retenido en la Dirección de Auxilio Judicial de la PN, mientras inicia el proceso judicial.