La vicepresidenta compañera Rosario Murillo destacó la labor que desarrolló en Nicaragua el secretario de la Nunciatura, monseñor Andrea Piccioni, quien partió a una nueva misión fuera de Nicaragua.

"Queremos hoy que sale de nuestro país el secretario de la Nunciatura, monseñor Andrea Piccioni, que ha estado con nosotros ya casi cuatro años, que ha acompañado al pueblo nicaragüense en momentos difíciles, queremos despedirlo con nuestro reconocimiento por su presencia alegre, cordial en nuestra Nicaragua, por la esperanza que siempre, esperanza cristiana, que siempre fue capaz de transmitir en todos los momentos a quien lo buscaba para una u otra situación difícil y bueno saludar a monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, una vez más nuestro nuncio, nuncio apostólico de Su Santidad en Nicaragua, a la par que le deseamos a Andrea que tenga un buen cumplimiento en su nueva misión, desearle al señor Nuncio que continúe bendecido cumpliendo con sus labores, cumpliendo con su misión pastoral también de esperanza, también de solidaridad en nuestra Nicaragua y a los dos expresarles el cariño, el reconocimiento del pueblo y Gobierno de Nicaragua", expresó la vicepresidenta.