La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, recordó al maestro Mahatma Gandhi, en el 72 aniversario de su asesinato.

El mundo entero y todos rendimos homenaje al legado del Mahatma, el maestro, figura central de la independencia del colonialismo británico en India y abanderado maestro del principio de la No Violencia y del respeto a la vida, dijo.

Cómo admiramos al Mahatma Gandhi, cómo admiramos su obra, su legado, su pensamiento, el mensaje de paz, de amor y no violencia, relevante en todo tiempo y en todo lugar del mundo. Construir la paz pasa por reconocer el principio cristiano de amor, de fraternidad, la justicia siempre, un mundo libre de hambre, libre de pobreza, libre de violencia. El espíritu de cariño, de fraternidad y de servicio entre todos, con todos y por el bien de todos”, agregó durante su alocución de mediodía la compañera Rosario Murillo.

Mahatma Gandhi, allá estuvimos, estuvimos en su mausoleo, estuvimos en su patria, estuvimos en ese memorial hermosísimo en Nueva Delhi, memorial donde se honra su figura, estuvimos también en su museo, en su casa, en una de sus tantas casas, tuvimos el honor de compartir durante una de nuestras visitas a India con el primer ministro Rajiv Gandhi, que también después fue asesinado, perdió la vida, entregó la vida objeto de violencia. Y tanto que hemos luchado por la no violencia, por la solidaridad, por la compasión, por el compromiso entre los seres humanos, de humanidad el compromiso. Allá estuvimos decía, tuvimos el privilegio y el honor de compartir, de conocer y de honrar su memoria”, rememoró.

Aseguró que “en esta nuestra Nicaragua de cariño, de fraternidad, de fe, de familia, de no violencia. Porque eso es lo que queremos: no violencia. Nosotros hemos trabajado por una Nicaragua de reconciliación, fraternidad y paz, una Nicaragua de no violencia.

Otros quisieron devolvernos a la guerra, a la violencia, desconociendo una verdad absoluta, elemental, el pueblo nicaragüense ha sufrido tanto con las guerras sucesivas, con la violencia impuesta que nadie quiere, nadie quiere oír hablar de guerra o de violencia, y sin embargo quisieron, pero ni pudieron ni podrán”, valoró la compañera Rosario Murillo.

Y hoy que rendimos homenaje al Mahatma Gandhi nos comprometemos una vez más con una Nicaragua libre de violencia, una Nicaragua fraternal, de paz, de bien, de cariño, de justicia, de derechos, una Nicaragua patria de todos, para el bien de todos, de paz y porvenir”, concluyó la vicepresidenta.