El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, presentará hoy los principales apoyos que ofrecerá el gobierno para el ciclo agrícola nacional 2013-2014, en busca de mayores producciones con destino al consumo interno y las exportaciones.

Durante las últimas semanas, el Ejecutivo sostuvo conversaciones con representantes de las distintas ramas y consideró en sesiones del gabinete disponibilidades financieras, proyecciones de las cosechas y necesidades de importación de alimentos para asegurar estabilidad de precios en el país.

Según el titular de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (Unag), Álvaro Fiallos, pequeños y medianos productores albergan la expectativa de recibir más cooperación del Estado y calculan para los granos básicos un crecimiento en quintales del siete por ciento en relación con 2012-2013.

Con más de 75 mil integrantes, la Unag considera que para las tres a cosechas del nuevo ciclo (de primera, postrera y apante) requerirán unos 700 millones de dólares, comentó Fiallos a periodistas.

Esperamos que los entes financieros nos traten mejor que en años anteriores, dijo el dirigente de la Unag en relación con la banca privada, mientras destacó el soporte económico y material del gobierno mediante planes como el bono productivo alimentario.

"Si tenemos un buen año de lluvia, si tenemos un apoyo completo de nuestro gobierno y el sistema financiero se porta más amable con nosotros, creemos que vamos hacia adelante en las proyecciones", comentó.

Estimaciones del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) prevén condiciones favorables durante el primer periodo lluvioso de mayo a julio, en beneficio de la agricultura, uno de los sectores claves de la economía nacional.