La Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), informó este jueves sobre la normalización de las condiciones de la laguna de Asososca con relación al volteo térmico que enfrentó hace unos días atrás.

La ingeniera Arelys Valdez, directora de operación y distribución del acueducto Managua de Enacal, explicó que este volteo térmico es un fenómeno natural en el que no incide la acción del hombre.

Dijo que se genera a partir de que la temperatura del agua en la superficie comienza a descender hasta igualarse con la temperatura del fondo. Durante este proceso el agua va perdiendo oxígeno provocando la muerte de la materia orgánica.

Una vez que la temperatura se homogeneizó y es la misma en la superficie y en el fondo, “tenemos la manifestación de un cambio en el color y sabor con presencia de gas sulfohídrico", puntualizó.

asososca

La funcionaria añadió que históricamente este fenómeno se ha manifestado una vez por año y en algunas ocasiones se produce de manera generalizada y en otras de manera segmentada.

En esta ocasión el fenómeno se produjo de manera segmentada iniciándose el pasado sábado en la parte sur de la laguna y continuó el domingo 19 de enero por la parte norte, cerca de la zona de la succión de las bombas”, añadió la ingeniera Valdez.

Esto llevó a la institución a suspender de manera preventiva el bombeo de agua por un período de 8 horas. El monitoreo y vigilancia constante “nos permitió que este fenómeno no nos tomara de sorpresa para tomar las medidas de mitigación como la dosificación del cloro y suspensión del bombeo”.

Normalmente Enacal le realiza a la laguna de Asososca captaciones de muestras dos veces por año en tres puntos específicos, uno de ellos es el área de succión. También se hacen captaciones mensuales de muestras para análisis bacteriológicos en 12 puntos de la laguna.

De cara al fenómeno del volteo térmico a partir del 18 de enero del año en curso se iniciaron dos monitores, uno en el centro de la laguna y otro en el área de succión para analizar temperatura, oxígeno, PH, conductividad eléctrica y concentración de sulfuro.

A partir del 19 de enero estas muestras se incrementaron a 4 veces por día y los análisis “nos indican que la laguna está retornando a sus condiciones normales”, indicó.